El amor (y el dinero) acaba: Los divorcios más caros de las celebridades

1 julio 2022
Visto: 238 veces

 

 

 

El dinero ha sido factor en la separación de algunas parejas de celebridades como en el reciente anuncio de Shakira y Piqué, ya que el excuñado de la colombiana aseguró que lo económico fue el inicio de sus problemas. Christian Nodal también apuntó a que cuando dejó de darlo todo se terminó su relación con Belinda, pero en la historia ha habido casos en donde las grandes sumas económicas de los divorcios acaparan los titulares.

Ya sea porque unieron sus vidas sin un contrato prenupcial que albergue sus intereses, porque se hicieron de su fortuna después del matrimonio o porque confiaban el amor, hay quien además del duelo por vivir alejado de alguien a quien alguna vez amaron han tenido que ver cómo disminuyen sus cuentas bancarias tras millonarios acuerdos.

Los acuerdos de divorcio más caros

Mientras que hay algunos que siguen en curso y que prometen reflejar cantidades millonarias –como el caso de Angelina Joliey Brad Pitt o Kim Kardashian y Kanye West–, algunas celebridades han tenido que ponerle punto final a su amor con acuerdos que, en muchos casos, les han implicado desprenderse de al menos la mitad de su fortuna. A continuación repasamos algunos de ellos.

Mel Gibson y Robyn Moore

Este es la que se considera la separación más cara de Hollywood y ocurrió en 2011, luego de 30 años de matrimonio por diferencias irreconciliables. Tras el litigio, el actor dividió su fortuna que entonces estaba valuada en 850 millones de dólares ya que no existía un contrato prematrimonial entre ambos.

Además, la sentencia –que ocurrió luego de su separación en 2006– afirmaba que Moore se beneficiaría del sindicato de actores y directores, además de parte de las ganancias de su productora. Dos casas en Malibú también fueron parte del acuerdo.

Arnold Schwarzenegger y Maria Shriver

La expareja contrajo matrimonio en 1986 gracias al cual conformaron una familia de cuatro hijos. Sin embargo, un desliz del actor –quien embarazó a su ex ama de llaves– terminó con su relación.

Tras una década de negociaciones por una fortuna valuada en 400 millones de dólares acordaron dividirla en partes iguales.

Nicole Kidman y Tom Cruise

Después de once años de relación los actores anunciaron su divorcio en 2001. La fortuna de Cruise, famoso por sus películas de acción, era de 250 millones de dólares, por lo que el acuerdo implicó una cifra considerable.

Finalmente se dio a conocer que Kidman obtuvo aproximadamente 85 millones de dólares, que aumentó a 190 millones de dólares por las propiedades que también quedaron a su nombre.

Kevin Costner y Cindy Silva

Luego de conocerse en California State se casaron en 1978, cuando la carrera de Costner no alcanzaba la fama mundial. El divorcio llegó 16 años después, dejándolo sin 80 millones de dólares en el banco.

Su popularidad, las polémicas y rumores de infidelidades enfriaron la relación que ya no pudieron sostener, por lo que se dijeron adiós después de formar una familia de tres hijos.

Madonna y Guy Ritchie

La ‘Reina del pop’ estuvo casada con el director Guy Ritchie durante ocho años (de 2000 a 2008), por lo que cuando finalmente se hizo público su divorcio se supo la cantidad que la intérprete de ‘Music’ tuvo que desembolsar, además de una casa de campo y un bar en Londres que compraron en conjunto.

Madonna pagó cerca de 92 millones de dólares a Ritchie para legalmente terminar su amor que se selló con una boda celebrada en el castillo de Skibo, en Escocia.

 

Información de. El financiero

https://www.elfinanciero.com.mx/espectaculos/2022/07/01/el-amor-y-el-dinero-acaba-los-divorcios-mas-caros-de-las-celebridades/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *