DOMINGO DE LEYENDA: La Mujer de Blanco de Cosalá

23 junio 2024
Visto: 249 veces

 

En Cosalá pueblo Mágico hay una leyenda que ha trascendido fronteras, se trata de la leyenda de la mujer de blanco, que dicen se aparece en una vieja ex hacienda que se encuentra en el centro de este hermoso pueblo.

Por mucho tiempo esta casa ha pertenecido a la Familia Hernández, heredada por sus ancestros, hace un tiempo entrevistamos a uno de sus familiares, aquí les compartiremos en este reportaje de leyendas.

Desde siempre se cuenta que la presencia de la mujer de blanco se puede sentir, e inclusive algunas personas la han visto y  así la describen totalmente asombrados y asustados: va vestida de blanco, con una túnica larga, el pelo suelto y va flotando a unos centímetros del piso, se dice que la mujer de blanco no pertenece a ningún antepasado de la familia Hernández, que seguramente es  alguien de los primeros habitantes o fundadores de la casona.

La vieja hacienda fue  construida en el siglo XVIII, la cual es muy visitada por los  turistas que van a Cosalá, pensando que tal vez puedan encontrarse con la mujer de blanco o por lo menos percibir su presencia.

¿Quién es la Mujer de Blanco?

Dicen los que han tenido la oportunidad de verla que se trata de una mujer vestida de blanco, levitando, flotando a pocos centímetros del suelo, con el pelo suelto agitado, como si unas corrientes de aire se lo quisieran arrancar de la cabeza, las mismas corrientes que parecen deslizarla en un suave movimiento. Pero lo más aterrador es su rostro, que aparece completamente descarnado por la muerte.

Ante esta aparición pocos son los que se atreven a franquear la puerta de entrada de la casa. Algunos dicen que esta mujer de blanco se trata de un antiguo morador de la casona, quien falleció sin encontrar hasta la fecha el descanso eterno para su alma. Ya las primeras generaciones de la familia Hernández Aragón, que siempre han vivido en este mismo lugar, dieron cuenta de la presencia de esta figura misteriosa.

Los mismos familiares aseguran que, aunque en ocasiones no pueda verse físicamente, se nota su presencia. Es como si constantemente se sintieran vigilados. La Mujer de Blanco aparece especialmente en los cuartos y los pasillos, atravesando los muros, como una figura fantasmal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *