Algo que vale la pena leer ALBERTO BOARDMAN

7 junio 2024
Visto: 292 veces

Las de “endenantes”

¿Quién no recuerda haber escuchado alguna vez frases coloquiales como “a chaleco”, “a ojo de buen cubero”, “caer el veinte”, “botellita de Jerez”, “los mirones son de palo”? O bien, palabras de “endenantes” como: “borlote”, “cambalache”, “cháchara”, “chafa”, “cucurucho”, “jiribilla” o “soflamero”, se trata de construcciones cotidianas que durante muchos años imprimieron una “chispa” muy mexicana para aderezar, digamos incluso, adjetivar una manera muy particular de hablar. Sin embargo, con el tiempo, es cierto que muchos de estos vocablos han caído en desuso o bien, han sido intercambiados por otros que se adaptan a las nuevas generaciones.

Durante 2021 se publicó la primera edición de una excelente labor de investigación y compilación realizada a través del libro: “Las de endenantes, frases y palabras en desuso”, del autor mexicano Bruno Newman, publicado para México por la editorial “La Gunilla”. Este ejemplar incluye cerca de 200 páginas “atiborradas” de más de 2,000 frases y palabras que no se “achicopalan” a la hora de recordarnos nuestra infancia y juventud, evocando grandes recuerdos al haberlas escuchado de nuestros padres y abuelos.

Newman, es fundador del grupo Zimat, fotógrafo y autor de distintas obras relacionadas con la comunicación, además de un coleccionador empedernido que empezó su afición con sellos de correos, siguió con monedas de distintos países y ha continuado su afanosa labor ahora, recopilando palabras.

Con una estructura similar a la de un diccionario, el compendio ofrece un abanico de posibilidades para recordar y traducir las connotaciones de muchas palabras que usamos, otras que alguna vez oímos, pero desconocíamos su significado. Vocablos que seguramente la Real Academia Española nunca llegará a integrar como parte de su repertorio, aunque quien sabe, ahí tiene por ejemplo el ahora reconocido verbo “cantinflear”.

Sin duda una lectura recomendable, porque finalmente, el lenguaje está vivo, evoluciona y cambia junto con las personas que lo dicen y lo crean. 

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *