Morena Coahuila Agoniza 

16 enero 2023
Visto: 414 veces

 

 

En todos lados y en todos niveles existen traidores, Mejía Berdeja es un vivido ejemplo de ello, navegando en una quimera otros siguen su ejemplo, dejan lo seguro para cambiarlo por una utópica ilusión, si en Morena se equivocaron en la decisión o no midieron lo que a juicio de uno debía ser cualificado eso se tenia que haber anticipado en lugar de levantar quejas a toro pasado, nadie debe pasar por alto que los orígenes de quien fuera Sub Secretario de Seguridad se dieron en el PRI, dicen que gallina que come huevo aun que le quemen el pico y volteando al pasado Mejía no acato una designación del que fuera su partido en épocas de Enrique Martinez, toco puertas que le fueren abiertas pero de nuevo traiciono, después se sumo a Morena donde de nuevo recibió atenciones y oportunidades que muchos tan solo soñaron, seguro Lopez Obrador le dio su confianza y dispenso su amistad, nadie que no fuera considerado como leal podría alcanzar un cargo tan alto, pese a todo de nueva cuenta traiciona de nuevo, sin duda sabe el daño que causa pero por lo visto no juega a ganar sino que lo que persigue es hacer perder a Morena, utiliza esbirros que en algún momento sirvieron a la 4t pero que por dinero se arriesgan a zarpar en una aventura de odio y rebelión que no llegara a ningún buen puerto, ante esa embestida Armando Guadiana se ve vulnerable lo mismo sucede con una dirigencia Estatal falta de experiencia al igual que de oficio político, la oportunidad lejana de un triunfo ahora se torna imposible, Morena Coahuila agoniza, sus cimientos de odio, reclamo y ánimos de destrucción operan en su contra, en su gran mayoría quienes conforman dicho partido son personas que quieren destruirlo todo, su afán no consiste en construir o ver prosperidad sino que por el contrario anhelan ver fracasado todo, traumas añejos en conjunto con repudios no soportan que alguien o algo prospere.  

En Morena Coahuila no existe un verdadero liderazgo todo se soporta con base a la imagen de Lopez Obrador, un gigante de barro con pies de arena que espera ansioso una palabra, una señal o el apoyo del Presidente, saben que solo así podrán salir bien librados y acotando que ello para nada significa ganar, por su parte López Obrador sabe que no puede permitir que el cáncer inoculado en Coahuila contamine a más partes pues si ello sucede ya puede anticipar a una Claudia o un Marcelo jugando por el Verde, PRD o cualquier otro partido en el 2024. 

Coahuila es un Estado que inevitablemente perderá Morena y de ello no existe duda, la otra realidad es que políticamente el Estado tiene poca importancia electoral cuando se piensa en sucesión presidencial pero ello no implica que no exista una urgencia oficial para aplicar un antídoto que evite que la infección se disperse.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *