El peligroso silencio de Elon Musk mientras políticos de México forcejean por la planta de Tesla

25 febrero 2023
Visto: 368 veces

 

Varios estados mexicanos se encuentran inmersos en una intensa competencia para convertirse en la sede de una gigafábrica de Tesla, un forcejeo que evoca lo que ocurre en ciudades y entidades de Estados Unidos que intentan ser elegidas por compañías tecnológicas dispuestas a invertir.

Los gobernadores de esos estados de México han recurrido a medidas extremas, las cuales incluyen contratar anuncios en carreteras, crear carriles especiales para vehículos o desarrollar bosquejos de anuncios del productor de automóviles eléctricos para sus entidades.

Y no hay garantías de que Tesla construirá una fábrica en forma. No se ha anunciado nada. El frenesí está fundamentado principalmente en que autoridades mexicanas han dicho que su director general, Elon Musk, hablará por teléfono próximamente con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Nuevo León parecía tener una ventaja temprana en la contienda. El verano pasado pintó el logotipo de Tesla en un carril en el cruce fronterizo Colombia para ingresar a Texas, y en diciembre colocó anuncios, en inglés, en Monterrey, con el mensaje: “Bienvenido Tesla”.

La esposa del gobernador, Mariana Rodríguez, incluso apareció en fotos filtradas en una reunión con Musk.

Sin embargo, López Obrador exluyó el lunes a esa entidad, alegando que él no otorgará en Nuevo León los permisos federales debido al elevado uso de agua por parte de las fábricas, lo que generaría el riesgo de que haya escasez allí.

Eso desató una intensa competencia entre otros estados de México, generando ofrecimientos de los gobernadores a Elon Musk.

“El único estado que tiene exceso de gas es Veracruz”, declaró Cuitláhuac García, gobernador de ese estado con litoral en el Golfo de México, y rápidamente añadió: “…para uso industrial, para uso industrial”.

García llegó tarde a la puja, y tuvo que hacer un esfuerzo mayor: hizo notar que en Veracruz se encuentra la única nucleoeléctrica de México. Además, aseveró que el estado cuenta con el 30% del agua potable del país, aunque la Comisión Nacional del Agua (Conagua) dice que esa cifra es en realidad del 11%.

Por su parte, el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, no quiso quedar fuera de la contienda. Rápidamente publicó un bosquejo de un anuncio de Tesla en el que aparece un vehículo de la marca junto a un aguacate del tamaño de un automóvil, acompañado de la frase: “Michoacán, la mejor opción para Tesla”.

“Tenemos suficiente agua”, dijo Ramírez Bedolla en una entrevista televisiva que concedió entre reuniones con personajes de la industria automotriz y representantes empresariales internacionales.

Aunque Michoacán también tiene un problema de violencia generada por los cárteles del narcotráfico. Sin embargo, el vecino estado de Guanajuato padece la misma situación, y ello no ha impedido que varios destacados fabricantes internacionales de automóviles hayan establecido plantas allí.

Samuel García, gobernador de Nuevo León, tuvo que pensar rápido para evitar quedar fuera de la puja completamente, y presentó una estrategia novedosa.

García se puso en contacto con el estado occidental de Jalisco, cuyo gobernador, Enrique Alfaro, también pertenece a Movimiento Ciudadano. Ambos plantearon una “alianza” el jueves que permitiría que los camiones de Jalisco hagan uso preferencial del cruce fronterizo de Nuevo León, el mismo donde el año pasado se estableció un carril “Tesla”.

Jalisco ya tiene un saludable sector de tecnología extranjera, e incluso, cuenta con más agua que Nuevo León.

Los dos parecían tener una actitud de cooperación. “Somos dos estados que no tenemos que competir y canibalizarnos… canibalizar en la lucha por las inversiones es un error”, declaró Alfaro.

El enfoque de López Obrador en el agua podría ser una cuestión más política que relacionada con la sequía, dijo Gabriela Siller, economista en jefe del Banco Base, con sede en Nuevo León. Señaló que el mandatario parece intentar guiar las inversiones de Tesla a un estado gobernado por su partido Morena, como Michoacán o Veracruz.

Ese podría ser un juego peligroso, advirtió Siller.

“Tesla puede decir que no es un muñeco que lo llevan adondequiera, sino que él decide, y puede decidir no ir a México”, señaló.

Anteriormente Musk ya ha hecho promesas que no se materializan, o ocurren años después de cuando él dijo que llegarían. Por ejemplo, en 2019 prometió que una flotilla de robotaxis totalmente autónomos recorrería los caminos a partir de algún momento de 2020. Casi tres años después, Tesla aún no vende ningún vehículo autónomo.

En ocasiones Musk ha planteado la idea de construir un vehículo eléctrico de 25 mil dólares que costaría unos 20.000 dólares menos que el Model 3, en la actualidad el automóvil menos caro de Tesla. Muchos fabricantes de autos construyen modelos de precio accesible en México para ahorrar en costos laborales y proteger sus márgenes de ganancia.

Una inversión de Tesla en México podría formar parte de una “deslocalización cercana” (nearshoring, en inglés) por parte de empresas de Estados Unidos que solían fabricar en China, pero que ahora se muestran recelosas de los problemas logísticos y políticos allá. El que esas compañías pongan los ojos en el país latinoamericano representa la mayor esperanza de éste de captar inversiones extranjeras.

“La lucha por traer las inversiones que este fenómeno de ‘nearshoring’ generará va a ser dura, compleja entre estados”, señaló Alfaro.

Ramírez Bedolla resumió lo que está en juego: “En donde se instale Tesla sería una gran noticia”.

 

Información de: Infobae

https://www.infobae.com/mexico/2023/02/25/el-peligroso-silencio-de-elon-musk-mientras-politicos-de-mexico-forcejean-por-la-planta-de-tesla/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *