ROSA MEXICANO

12 junio 2019
Visto: 229 veces

 

 

En horas de trabajo permite

Titular de Salud promocionen

Al PRI entre todo el personal

 

 

Los invitan a darse de

Alta como militantes

Vino Poncho Cepeda del SNTE

Y no atendió a los inconformes

Solo permitieron el acceso a

Alineados con Xico de la Cruz

Mil pesos a cada uno de los

Aliados de líder de la Sec. 38

Cotizan en $ 20 millones el

Centro acuático para profes

Voy con mi hacha 

Críticas de todos los tamaños surgieron ayer entre empleados y trabajadores de la Secretaría de Salud que prácticamente fueron obligados por la autoridad a escuchar como funcionarios priistas acompañados de las más altas autoridades de esa dependencia,  los invitaban a inscribirse, registrarse o darse de alta, como militantes del PRI.

Tal sucedió en horas de trabajo lo que a todas luces se trata de un delito electoral el hecho de que en una dependencia estatal estén promocionando a cualquier partido, en este caso el Revolucionario Institucional.

El personal se sintió francamente presionado ante la presencia de las autoridades de la Secretaría y pensaron màs de tres veces antes de registrarse por el temor de perder su trabajo si procedían en sentido contrario.

En este caso se hace justa, necesaria y urgente la presencia de las autoridades electorales de la sede de Nuevo León ya que no hay confianza en el IEC que preside la tricolor Gabriela de León.

 

Efectivamente el profesor Alfonso Cepeda Salas, cuerda mas ancha del CEN del SNTE y colmo bien se sabe gente del rumbo, vino y se fue sin atender las demandas de sus representados a los que ni siquiera les dieron acceso.

Poncho, como le llamaban antes de que anduviera en los pisos altos del magisterio nacional y dirigía la Sección 38, llegó a atender la invitación del Secretario General de “la 38”, profesor Xicoténcatl de la Cruz que con un grupo de sus in condicionales se encargó de montar el tinglado para que inaugurara el pomposamente llamado “centro acuático” para los profesores de esa agrupación sindical.

Previamente, para causar una buena impresión a su amigo y jefe, repartió sobre con mil pesos al parecer a  supervisores, directores, jefes de sector y secretarios generales de todo el estado para quje a la hora de su discurso, al unìsono gritaran Xico por 4 ocasiones, por una parte, por otra, la de  presionar a las bases por medio de esa gente, para cuando se de el cambio al llamado CES.

Por supuesto que a los contrarios a “Xico”, no les permitieron

Entrevistar a Cepeda Salas bajo el supuesto de que nom portaban una pulsera naranja que entregó a el Secretario General solo a sus alelotes.

Y si en un momento dado pudieron entrar al y se atrevieron a dar órdenes que no dejarán pasar a esas personas, que en un momento dado pudieron entrar gracias a los buenos oficios de la m aestra Isela Licerio que logró que el grupo entrara, sin la mentada pulsera naranja.

Pero tuvieron que chutarse los discursos de “Xico” y de Poncho que se deshizo en comentarios para el ya fallecido profesor Loera Salazar que “fue quien confió en mi y me dio la primera oportunidad” .

Y salió sin atender las demandas de los agremiados que iba a exigirle que ya es necesario que haga algo por ellos y rescate a la Sección 38 de manos de mercaderes que lo invitaron a un evento de relumbrón, obras por cierto cotizadas a por lo menos dos-tres veces a un sobre precio $ 20 millones de que de haberse aplicado en la compra de medicamentos, hubiera resuelto el problema de quizá cientos de afiliados que se ven en serios problemas de salud por la ausencia de medicamentos.

Hay decenas de recetas sin surtir por falta de medicamentos, estudios clínicos sin realizarse y decenas de etcéteras más.  Eso dejando para después lo que sucede en el quebrado fondo de la vivienda.

Se quejan de su similar Mardonio Contreras que de profesor se convirtió en flamante empresario que compra y vende todo lo que la Sección 38 necesita.

Inclusive se comenta que sub contrató a un experimentado contratista para las obras del centro acuático en el recreativo, obras cotizadas en 20 millones de pesos y que desde su pun to de vista, no cuestan ni la mitad.

Total que mi amigo Poncho vino y se fue sin saludar siquiera a sus cuates de antes .

Los que ni siquiera tenían que haberle explicado nada de lo que sucede en el fondo de la vivienda ni en el servicio médico.

Ni modo que lo ignore, que no esté enterado a plenitud de lo que sucede en la Sección que dirigió hace casi cinco lustros.

Aquí perdió muchos puntos. Y muchos màs que se mantenían expectantes hasta que se enteraron que ya había negociado con Carlos Moreira a quien le dio impunidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *