Despensas la llave para el Poder

13 junio 2018
Visto: 325 veces

Image-1

 

 

Elección tras elección continua sucediendo lo mismo, las dádivas, el dinero y de sobremanera las despensas resultan ser la forma más eficaz para lograr el voto ciudadano, en Saltillo así como en cualquier municipio de nuestro país la simpatía política se mide en razón de las dádivas que se otorgan, la gente no parece entender el costo que vender el voto significaría o bien cualquier entendimiento se ve superado por la necesidad.

El día de se pudieron observar a decenas de personas cargando cajas conteniendo víveres, el lugar Colonia la Peñita sobre la calle Ignacio Arriaga, lo anterior lo documentamos con fotografías y videos que llegan a nuestra redacción, en final de cuenta la realidad es que esto sucede en gran parte de las colonia de la ciudad, en igual forma pasa en todo Coahuila y también en el resto de los Estados, la entrega de despensas es una práctica infalible que seguirá dando resultados en tanto la mayoría de los ciudadanos no salgamos a votar.

Las cajas que contenían las despensas no cuentan con logotipo, si bien se tiene el video donde una persona reconoce que son despensas se omite agregarlo por la petición que expresamente realiza, tengo necesidad de la despensa aclara, pide de favor no evidenciarla dado que de momento requiere para su sustento le continúe entregando dicho apoyo.

La voluntad, las propuestas, las excelentes intenciones que pudiera tener cualquier candidato se ven apocadas por el poder de la dádiva, poco importa tener buen gobierno o pensar en el futuro próximo cuando se padece necesidad inmediata.

Por desgracia no es la gente que vende su voto la culpable, en realidad quienes mayor culpa cargan son los ciudadanos que sin padecer una necesidad tan inminente prefieren dejar de participar y omiten votar.

En Saltillo Ciento treinta mil ciudadanos deciden el futuro de más de Ochocientas mil personas, Medio Millón de personas con credencial de elector son superadas por un 15% de habitantes que sin falta se dan cita en las urnas para emitir su voto a favor de quien se los paga,  recordemos que una participación electoral a razón del 50% significa que una cuarta parte de electores es más que suficiente para imponer Alcalde.

En nuestro municipio existen tres elementos mágicos para quien quiera ser Alcalde, las despensas, la creación de candidatos opositores de ficción para dividir el voto opositor y el elemento más contundente que les resulta totalmente gratuito “la falta de participación electoral” aplicando las matemáticas eternamente podrá seguir ganando el candidato del partido mayormente aborrecido o el menos honrado, en esto poco importan los talentos o el grado de repudio social! Si solo votan trescientos mil ciudadanos y se puede lograr tener seguros 120 mil votos el triunfo se encuentra asegurado, evidentemente existen 180 mil sufragios en contra pero como estos se encuentran divididos entre 4 o 5 opositores el resultado es inminente, además si se tiene un estricto control sobre beneficiarios y estructura asegurando dicha proporción no existe modo posible de que alguien más pueda ganar.

La apatía y el desistieres al final tiene mayor peso que las despensas, si hubiera más votantes tendrían que entregar dádivas y despensas prácticamente a toda la población, si lo anterior sucediera los beneficios se dejarían de ver como un premio para unos cuantos que venden su voto y pasarían a consterne en verdaderos programas social, el efecto de compromiso de diluye y muy seguramente ganaría quien mayor mérito tenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *