¿Los Topos sí están recibiendo donaciones? ¿Para qué se están usando?

21 septiembre 2017
Visto: 220 veces

Hector-Mendez-Topos-Tlatelolco-Azteca-impartido_MILIMA20130728_0399_8

Héctor Méndez, conocido como El Chino o El Topo Mayor, declaró ayer, 20 de septiembre, en el noticiario de la periodista Carmen Aristegui que su organización no estaba solicitando donaciones ni dinero para ayudar a las víctimas del sismo magnitud 7.1. En un fragmento del programa, que circuló y circuló por redes sociales, el brigadista afirmaba lo siguiente: “Por ahí en las redes hay otro grupo que ya empezó a sacar mi nombre y pedir dinero para los damnificados que se llama Topos de Tlatelolco y tiene como emblema la garra y la huella de un topo. El titular se llama Rafael López López. Por favor, que la gente no le deposite dinero porque de manera reiterada él está pidiendo dinero y ahorita con esta gran desgracia que padece el pueblo de México, yo lo denuncio de manera pública. Nosotros, Topos Azteca, jamás hemos pedido ni tenemos cuentas”, declaró El Chino, fundador del grupo de rescate.

Estas declaraciones hicieron que muchos ciudadanos se sintieran defraudados o que, al menos, les entrara la duda sobre el destino de sus donaciones. ¿Los topos realmente estaban recibiendo dinero? ¿este otro grupo era legítimo o espurio? ¿quién se estaba beneficiando del sismo? ¿entonces en quién podemos confiar?

Algo de historia de los Topos

Casi todos conocemos el origen de esta organización que ha salvado tantas vidas y siempre apoya en momentos de crisis. Los Topos se conformaron, justamente, el 19 de septiembre de 1985, después de que el terremoto de magnitud 8.1 destruyera la Ciudad de México. La tragedia sobrepasó a las autoridades y las sociedad civil, entonces como ahora, se organizó y salió al quite buscando y rescatando víctimas de entre los escombros. En 1986, el grupo se constituyó legalmente como asociación civil y desde entonces ha ayudado siempre que hay una situación de apremio. Dentro de México y también afuera. Por algunas diferencias, la organización se dividió en al menos dos grupos que están activos actualmente: Brigada Internacional de Rescate Topos Azteca (Birta), liderada por el Topo Mayor, y Topos Tlatelolco.

Héctor Méndez ha indicado en algunas entrevistas que la diferencia entre los grupos es que los otros fueron perdiendo el objetivo humanitario, para privilegiar el monetario. Algunos de estos grupos lo manejan como algo comercial, con fines lucrativos. Ellos van por dinero; no son voluntarios, son mercenarios, viven de esto e incluso en sus páginas de Internet piden dinero, donativos a sus cuentas bancarias, y también sacan dinero a empresas y deducen impuestos, indicó Méndez en entrevista con la Jornada en 2013, tras la explosión en la Torre de Pemex. Esto, obviamente, no significa que el dicho sea cierto y que los otros Topos sean un fraude. Las declaraciones solamente evidencian que hay rencillas entre los grupos de rescate. Más no que exista trampa alguna.

No significa que haya unos topos verdaderos y otros falsos, los dos ayudan. Los dos están ayudando en estos momentos. Solamente son grupos diferentes. Grupos que no se llevan bien.

Acá los pueden identificar:

Topos Azteca (uniforme anaranjado): @toposazteca, la cuenta está inactiva.

DSC_0138

Topos Tlatelolco (uniforme rojo): @topos

topos-1024x683

Ahora… esta es la situación

El miércoles 20 de septiembre, por la noche, Fernando Álvarez, brigadista de Topos Tlatelolco, declaró en el programa de Carmen Aristegui que su organización sí está aceptando donativos. Cuando la periodista le cuestionó en qué se gastaba el dinero, Álvarez contestó que este se utiliza “para la comida, los traslados y la herramienta y todo lo que se utiliza para darle atención a las personas. Es decir, se están utilizando las donaciones para cubrir los costos de sus tareas de rescate. Paypal confirmó a The Huffington Post, que, en efecto, la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco A.C. está recibiendo las donaciones, derribando así la teoría de que alguien más se estaba beneficiando de la tragedia. Los recursos sí están llegando.

El problema aquí es que su destino no es demasiado claro. La campaña de los Topos Tlatelolco ha sido una de las más compartidas a través de redes sociales y, por lo mismo, se infiere que ha sido una de las que ha recibido más dinero en estos días.

De acuerdo con el periodista Témoris Grecko, en otras tragedias se han llegado a producir casos en que el flujo de las donaciones es tan grande que ni siquiera las organizaciones no gubernamentales más grandes y experimentadas son capaces de manejar de manera adecuada el dinero, por lo que al final, terminan devolviéndolo o quedándoselo, generando suspicacias o enojo de los contribuyentes. Los Topos Tlatelolco, señala Grecko, no son una organización que esté habituada a manejar recaudaciones de esta magnitud. “Corre un riesgo importante de ser superado por lo que reciba. Me preocupa que después tenga dificultades para transparentar su uso y se generen dudas”, comentó el guionista del documental Mirar, morir. El Ejército en la noche de Iguala.

En pocas palabras: 

1) Hay al menos dos grupos que se identifican como Topos: Aztecas y Tlatelolco.

2) Unos piden donativos y otros no. Ambas organizaciones están ayudando a los afectados por el sismo.

3) La relación entre ellos no es de lo mejor.

4) Los Topos Tlatelolco (los de uniforme rojo) han pedido donativos a través de sus redes sociales y página web.

5) Durante los últimas horas, surgieron versiones que señalaban que alguien, que no formaba parte de los Topos, se estaba beneficiando de estas contribuciones.

6) Esta versión quedó totalmente desmentida. Paypal indicó que Topos Tlatelolco está recibiendo los recursos. No hay fraude.

7) La Brigada de Topos Tlatelolco ha indicado, a grandes rasgos, para qué se destinará el dinero: comprar comida para los brigadistas, cubrir los costos de su traslado y  adquirir herramientas para las labores de rescate.

8) Ahora, la campaña de este grupo ha sido una de las más exitosas. Por lo mismo, se necesita conocer, con mayor detalle y precisión, a dónde se está yendo el dinero. Necesitamos que se transparenten los recursos para evitar que el sospechosismo crezca.

9) No sabemos si parte del dinero va a ir destinado a financiar ayuda médica, para dar albergue o comida a damnificados o formará parte de un fondo para reconstruir las zonas afectadas. Es importante que la gente de los Topos Tlatelolco comparta esta información y tenga un manejo claro de los recursos.

10) Recuerda que esta no es la única opción para ayudar. Podemos mandar dinero a otras organizaciones como la Cruz Roja Mexicana o a Oxfam

Informaciòn de : www.Sopitas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *