Rescatan en el Bravo a familias migrantes

27 octubre 2016
Visto: 339 veces

tamaulipasNUEVO LAREDO.-Tres mujeres y dos menores de edad se quedaron atorados en uno de los pilares del Puente II mientras trataban de cruzar ilegalmente a Estados Unidos, y de forma oportuna, personal de Protección Civil y Bomberos de Nuevo Laredo y la Patrulla Fronteriza, los rescataron vivos y fueron regresados al lado mexicano, donde los esperaba un numeroso grupo de paramédicos para atenderlos.

Dos familias se encontraron en esta ciudad y se unieron para emprender el sueño americano; sin embargo, ante la difícil travesía en el río Bravo, decidieron entregarse para evitar la muerte.

Ellas sabían del riesgo que lleva emprender la travesía desde Centroamérica a Estados Unidos, conocen que hay robos, violaciones, agresiones y secuestros, pero prefirieron enfrentar estos peligros, que continuar bajo la tortura y amenaza de los Maras, en su natal El Salvador.

Para las integrantes de dos familias, la de Fátima Yamileth Argueta Reyes y Claribel Elizabeth Cortez de Cruz, ambas de 26 años, su principal objetivo no era lograr el sueño americano, sino acabar con el maltrato que sufrían allá.

Ayer por la mañana, Fátima Yamileth y Claribel Elizabeth llegaron por separado a las márgenes del río, minutos antes de aventurarse a cruzar nadando y tratar de llegar a Estados Unidos.

Fátima era acompañada de su hija Katherine, de 8 años; Claribel viajó con su hijo Jefferson, de 9, y su hermana, Gabriela Cortez, de 18.

Aunque no se conocían, ellas estaban marcadas por una misma situación: eran víctimas de la violencia que se vive en El Salvador y estaban amenazadas de muerte por los Maras.

Cerca de las 8:00 de la mañana, ilusionados, los cinco se adentraron en el río y comenzaron a nadar rumbo a un destino incierto, querían a toda costa estar en EU.

Apenas avanzaron unos metros cuando todo se vino abajo… las dos madres de familia, sus hijos y la otra joven fueron arrastradas por la fuerte corriente.

Como pudieron, todos ellos lograron aferrarse a unos arbustos y a uno de los muros del Puente Internacional II, a la vida.

Ahí, fueron vistos por personas de ambos Laredos, y que de inmediato reportaron los hechos tanto al 911 en Laredo, Texas, y al 066 en Nuevo Laredo.

Se desplegó todo un operativo de rescate, en el que participaron elementos de Protección Civil, Bomberos de Laredo y la Patrulla Fronteriza, salvando la vida de los cinco salvadoreños.

Entre lágrimas, y aún sin dar crédito a lo que sucedió, Fátima Yamileth, ya en la Central de Bomberos, narró lo que tuvieron que pasar antes de ser arrastrados por la corriente.

“Escapamos de El Salvador, ya que allá los Maras querían que nos uniéramos a ellos, nos tenían a cuota, y pues no podíamos pagar”, dijo Fátima con voz entrecortada.

Fátima y su hija llegaron a Nuevo Laredo el 20 de octubre, mientras que Claribel y su familia, un día después.

“Por negarse a pertenecer a los Maras mi esposo fue envenenado, estamos amenazadas de muerte, por eso escapamos”, añadió mientras abrazada fuertemente a su hija Katherine.
Centroamericanos cruzan por Nuevo Laredo
De enero a septiembre, 7 mil 515 migrantes llegaron a la Casa del Migrante Amar para refugiarse mientras esperaban el momento propicio para cruzar de manera ilegal a Estados Unidos; de los que, el 90 por ciento son centroamericanos originarios de El Salvador, Honduras y Guatemala, aseguró Aaron Casimiro Méndez, director de este albergue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *