Se extingue el Fuego en la Pista 

14 agosto 2022
Visto: 313 veces

 

 

La muerte de Olivia Newton – John es un mensaje recalcitrante de que el tiempo no perdona, una generación que envejece dejando de ser influencia en la vida cotidiana de los que vienen, fue en un 1977 cundo la música disco sonaba en las radios, una película que marco toda una época “Saturday Night Fever” fiebre del sábado por la noche donde un actor desconocido hasta ese momento marcaría a toda una generación, escenas de baile e historias que para los críticos carecían de significado pero que para la audiencia significaron época, de fondo la película contenía una critica social que paso desapercibida, todo dio inicio por un articulo periodístico titulado “ Ritos tribales “ Tony Manero el personaje central, la mítica Discoteca Odyssey sirvió como el escenario principal que por cierto hoy también dejo de existir pues fue demolida pese a las suplicas de los fanáticos que deseaban verla por siempre, los éxitos de taquilla no fueron desaprovechados y ante ello siguió la puesta en escena de “ Grace “ Vaselina, John Travolta tenia ya un lugar ganado entre el publico y gracias a ello fue elegido como personaje principal, le acompaño una actriz que en igual que el al momento de Fiebre de Sabado por la Noche era desconocida, una Australiana con una magnifica voz, un rostro angelical y mirada de dulzura que llenaba de modo completo el papel de la chica tímida e introvertida, la inolvidable Sandy, para las jóvenes de esos tiempos sin duda Travolta fue el estereotipo del Hombre ideal, lo mismo para los hombres lo fue Sandy, sin duda muchas mujeres anhelaron esa repentina rebeldía que logro trasformar a la temida y recatada joven en una mujer que arrancaba suspiros atrayendo la mirada de todos quienes la veían pasar, sin duda pese a su partida Olivia Newton John encarnara a Sandy para siempre, sin dejar de lado que en el fondo el papel que protagonizó envolvía lo banal, lúdico o conmovedoramente intrascendente también cierto resulta que sin duda sirvió de motor de lucha para luchar y aferrarse a la vida como lo hizo por 30 largos años posteriores a que su cáncer fue detectado. 

Hoy el fuego en la pista de baile se extingue, con la muerte de Olivia Newton john parte una época, a quienes nos toco vivir la juventud en esos tiempos nos queda el recuerdo, los sueños, el gusto por las chaquetas de piel negras,  los días con la palomilla, las rivalidades, los autos rápidos, los recuerdos de amores pasados, las épocas de escuela y por supuesto el baile al igual que las discotecas. 

Tiempos distintos, momentos maravillosos ausentes de tecnología pero llenos de calor humano, amistades, risas y bellos recuerdos, hoy se corteja muy distinto, la vieja frase “ Bailamos “ quedo en desuso, los huateques, las Discotecas y las pistas son cosa pasada.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *