México es un Cochinero

6 octubre 2022
Visto: 305 veces

 

 

Mientras que el Presidente López Obrador reparte impunidad para lograr sus modificaciones constitucionales y otorgarle enorme poder económico y político al ejercito México se convulsiona, abrazos no balazos, respeto y mimos a los delincuentes acompañadas de las acusaciones con sus madres o abuelos parecen no dar resultados, hoy decenas de familiares de víctimas deben estar enardecidos en contra de Obrador, quien puede olvidar ese capítulo de la mañanera donde con sendas burlas y risas decía“ ahí están sus masacres “ es seguro que hoy por la mañana continúe con sus burlas, minimizando lo sucedido, diciendo que son politiqueras y culpando a los medios por lo que según el es amarillismo, jamás México había padecido de un sujeto tan cínico, maldita hambre y maldita miseria que genera que por una módica beca de 2 o 3 mil pesos todo le aplaudan, en qué país tan jodido vivimos que por migajas soportamos todo.

Lo que sucede en nuestro país es una vergüenza, el ejercito de nada a servido para contener la violencia, por el contrario pareciera que con ellos la impunidad del crimen aumenta, siempre llegan tarde, nunca se detiene a nadie y los deudos deben soportar la impotencia y el dolor de ver como matan a familiares o amigos con esa ligereza que además siempre queda impune.

El día de ayer al menos 30 ejecutados en distintos puntos del país, deben de ser pocos pero son de menos los que se reportan, todos en Estados donde casualmente gobierna Morena, Guerrero al igual que Morelos fueron testigos de estas matanzas, el Gobernador de la segunda entidad quien al igual es un payaso y quien está acusado de sostener vínculos con grupos criminales dio las condolencias, ni eso le sale bien, bajo sus narices una joven mujer diputada fue acribillada a plena luz del día al salir de una farmacia, por supuesto que no van a dar con los responsables y al paso del tiempo solo quedara un triste en los más cercanos de la víctima, los demás idiotas continuaran dando aplausos mientras les den su beca, en Guerrero fue aun peor, si ahí donde López Obrador quería imponer a un compadre acusado de ser violador y que hoy goza del fuero que le otorga ser Senador, otro payaso que se disfraza de lanchero, con camisa desabotonada y sombrero de paja queriendo simular ser pueblo, un tipo vivales quien por capricho presidencial tiene a su hija como gobernadora, ahí fue peor, mataron no solo a un alcalde sino también a su padre, llenaron de balazos la presidencia municipal, hirieron y dieron muerte a gente que solo pasaba por el lugar, no contentos acudieron a domicilios para en igual asesinar moradores, quemaron casas, bloquearon unas carreteras y huyeron impunemente, los videos que circulan en redes muestran el dolor al igual que el coraje y desesperación de esposas e hijos de los muertos, gente que bien pudo tener actividad política o que simplemente con mala suerte se encontraban en el lugar erróneo y decimos erróneo no porque sea equivocado hacer política sino porque en México ser funcionario público o reportero esta convertido en actividad de alto riesgo, claro no para los que utilizan blindados o son custodiados por militares o para esos que forman parte de la elite de la 4t, es peligros para los que no gozan de esos privilegios que solo se dan a los cuates de López Obrador.

Por si fuera poca la falta de vergüenza los encargados de velar por la seguridad se la pasan en campaña, ya ven el caso del sub secretario de seguridad que anhela ser candidato a gobernador de Coahuila, nadie sabe a qué horas trabaja, el se la pasa viendo por su imagen personal, su promoción y según el detectando obras inconclusas como quien descubre el hilo negro, de la segunda poco sabe, el solo promete terminar con la impunidad como creyendo que la gente no ve como su jefe la regala a cambio de votos en el senado y la cámara de Diputados.

Hoy México está peor que nunca, lo convirtieron en un cochinero donde todo se soporta en la dádiva de migajas y el abuso de miseria e ignorancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *