La pelea sin fin del príncipe Harry y Meghan Markle con el rey Carlos III por los títulos reales de sus hijos

22 septiembre 2022
Visto: 196 veces

 

Aunque los dos hijos de Meghan Markle y el príncipe Harry tienen derecho a títulos reales después de que el rey Carlos III se convirtiera en monarca, aún no han anunciado cambios de nombre para Archie Harrison, de tres años, y Lilibet Diana, de un año.

Tras la muerte de la reina Isabel el 8 de septiembre, su hijo mayor Carlos se convirtió en rey y anunció que su esposa Camilla sería su reina consorte. También se confirmó que el príncipe William y Kate Middleton heredarían los títulos de príncipe y princesa de Gales. El sitio web de la familia real se actualizó para reflejar estos cambios, pero los hijos del príncipe Harry y Meghan todavía aparecen como “Master Archie Mountbatten-Windsor” y “Miss Lilibet Mountbatten-Windsor”.

Se han producido tensas discusiones con la familia real y los duques de Sussex para conferir los títulos de príncipe y princesa a Archie y Lilibet, que viven con sus padres en California.

Como monarca, el rey Carlos III puede tomar esa decisión, pero es poco probable que decida hacerlo. No decidirá ni se dirá nada sobre el tema mientras la familia esté de luto, período que dura una semana después del funeral.

“Es casi seguro que Archie se convertirá en príncipe algún día. Carlos no va a repudiar a su nieto, por lo que es muy poco probable que cambie las reglas para evitar que suceda”, dijo una fuente a la revista People.

Lo que sí se sabe es que los hijos de los duques de Sussex no obtendrán el estatus de Su Alteza Real del rey Carlos III.

Harry, de 37 años, y Meghan, de 41, acordaron no usar sus títulos de Su Alteza Real cuando renunciaron a sus cargos reales y se mudaron a EEUU. En su entrevista con Oprah Winfrey, Markle se quejó de habían dejado a su primer hijo sin la seguridad adecuada.

Y ahora estarán amargados porque Archie y Lilibet tampoco podrán obtener esos beneficios. De acuerdo a The Sun, los Sussex señalaron que las princesas Beatrice y Eugenie tienen el estatus de Su Alteza Real, pero no son miembros activos de la realeza.

El príncipe Harry, el duque de Sussex y Meghan, la duquesa de Sussex, se casaron en la Capilla de San Jorge, castillo de Windsor, el 19 de mayo de 2018 (Getty Images)

Cuando el príncipe Harry y Meghan se casaron en mayo de 2018, la reina les otorgó los títulos de duque y duquesa de Sussex. Archie tenía derecho al “título de cortesía” de conde de Dumbarton al nacer. Sin embargo, la pareja anunció que sería conocido como Archie Mountbatten-Windsor. Más adelante, Archie podría recibir el título secundario de Sussex, antes de heredar el ducado.

Durante la entrevista de 2021 de Meghan y el príncipe Harry con Oprah Winfrey, la duquesa de Sussex reveló que hubo una conversación sobre títulos antes del nacimiento de Archie.

“Decían que no querían que fuera un príncipe o una princesa y que no iba a recibir seguridad”, dijo Meghan. “Esto continuó durante los últimos meses de mi embarazo”. Y continuó diciendo que habría aceptado un título para Archie si “significaba que iba a estar a salvo”.

“Y no es nuestra decisión”, dijo. “Ese es su derecho de nacimiento”.

En su primer discurso como monarca, el rey Carlos mencionó a su hijo menor y a su nuera.

“También quiero expresar mi amor por Harry y Meghan mientras continúan construyendo sus vidas en el extranjero”, dijo

Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, la segunda hija del duque y la duquesa de Sussex, nació el 4 de junio en Santa Bárbara, California, y es séptima en la línea de sucesión al trono.

La niña nació en Santa Barbara Cottage Hospital y recibió su nombre del apodo de la infancia de la reina, mientras que su segundo nombre, Diana, fue en homenaje a la difunta madre de Harry.

No se publicaron fotografías de Lilibet después de su nacimiento, a diferencia de su hermano Archie, que fue presentado al mundo en el castillo de Windsor.

Los hijos del duque y la duquesa de Sussex no obtendrán el estatus de Su Alteza Real del rey Carlos III, pero serán príncipe y princesa (@alexilubomirski)

Tras la muerte de la reina Isabel II, el mando del trono pasa directamente a su hijo mayor: Carlos III. Pero, ¿cómo queda la línea de sucesión de la familia real británica?

El príncipe William ahora ocupa el primer lugar en la línea de sucesión al trono. Como heredero a la corona, su principal deber es apoyar al monarca en sus compromisos reales. Se casó en 2011 con quien en su momento fue su compañera en la Universidad dSt. Andrews: Kate Middleton. Tuvieron tres hijos: el primero, George, en julio de 2013; la segunda, Charlotte, en 2015; y el tercero, Louis, en 2018.

El príncipe George es el segundo en la línea de sucesión al trono después de su padre, el príncipe William. Charlotte es la tercera después de su padre y su hermano mayor. En tanto, el príncipe Louis, el menor de los tres hermano, es el cuarto en la línea de sucesión.

La reina consorte Camila, la princesa de Gales, la duquesa de Sussex, el príncipe George y la princesa Charlotte asisten al entierro de la reina Isabel en Londres (Reuters)

Markle y el príncipe Harry asistieron al funeral de la reina Isabel sin sus dos hijos.

El duque y la duquesa de Sussex ya estaban en Europa para una serie de eventos benéficos sin Archie y Lilibet “Lili” Diana, cuando la monarca murió “pacíficamente” en su amada residencia escocesa, el castillo de Balmoral, a la edad 96 el 8 de septiembre.

La pareja se quedó en el Reino Unido para asistir al funeral el lunes, así como a una serie de eventos previos al servicio.

Los hijos mayores del príncipe William y Kate Middleton, el príncipe George, de 9 años, y la princesa Charlotte, de 7, participaron en la procesión detrás del ataúd de la reina, pero el más pequeño, el príncipe Louis, de 4, no asistió a la ceremonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *