Intereses hunden economía de Mexicanos

22 noviembre 2022
Visto: 174 veces

 

Altas tasas de interés adicionadas a cobros por apertura, comisiones y servicios bancarios están hundiendo la economía de millones de familias en México, en los últimos quince años nunca las tasas estuvieron tan altas como al día de Hoy, la justificación oficial es detener la alta inflación, una fórmula que probablemente funcione en otras economías más nunca en la nuestra, de inicio no existen ahorradores o personas con dinero bajo los colchones, más del 80% de la población vive al día, otro porcentaje que obtiene mayor suma de recursos adquiere bienes que no significan patrimonio, autos, viajes, ropa de marca, comidas o diversión, es imposible pensar que alguien sacrificaría su nivel socioeconómico dejando de gastar en colegiaturas, rentas o imagen para en su lugar depositar el dinero en el banco a costa de nivel de vida, si a ello sumamos que la mayoría de los Mexicanos vive de los créditos se infiere que los altos costos de interés en lugar de beneficiar están perjudicando.

Al final un incremento en montos de interés  implica necesariamente un aumento de las tasas de interés que pagan las empresas y las personas físicas. En este sentido, las empresas endeudadas que no hayan pactado una tasa de interés fija verán reflejado un aumento en la tasa proveniente de créditos ya adquiridos. En el caso de personas físicas, una mayor tasa de interés en los créditos al consumo o hipotecarios implicará una menor disponibilidad de su ingreso y mayor precaución en la contratación de nuevas deudas, con lógicos  efectos naturales en una posible desaceleración en el consumo, si el consumo baja se corre el riesgo de perder empleos y con ello acelerar una cadena de perjuicios económicos para todos, si bien los daños de dicha medida aplicada por el gobierno federal ya se sienten de manera particular y aleatoria al paso de los meses el problema resultara general y los altos intereses terminaran por hundir laya frágil economía de los Mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *