DOMINGO DE LEYENDA: La Maltos, la bruja del edificio de Ipiña ( San Luis Potosí)

8 mayo 2022
Visto: 344 veces

 

Durante la época colonial, la Santa Inquisición era la encargada de castigar a todos aquellos que se atrevían a practicar ritos y costumbres que no eran parte de la fe católica en México.

Uno de sus miembros era un personaje femenino apodado La Maltos.

Esta mujer ostentaba un alto puesto además de ser una poderosa habitante de San Luis Potosí.

Residía en un gran edificio que hoy se conoce como los Arcos de Ipiña en el centro de la ciudad.

En aquellos tiempos, se había impuesto un toque de queda por las noches para todos los habitantes, sin embargo, La Maltos era tan influyente que se daba el lujo de salir en su gran carruaje para pasear por sus calles.

Los rumores en la ciudad eran que esta mujer practicaba ritos y brujería negra en su casa.

Un mal día, La Maltos ejecutó a dos personas que gozaban de la protección de una de las familias más poderosas de San Luis Potosí.

Tales muertes fueron consideradas injustas por lo que La Maltos fue acusada de asesinato además de brujería y la condenaron de muerte.

En sus últimos momentos, la mujer pidió un último deseo; que le permitieran dibujar su carruaje en la que sería su última morada.

La Maltos comenzó a trazar su carruaje y al finalizar, todos los presentes fueron testigos de cómo su dibujo cobraba vida y salía de la pared.

Ella soltó una risa tenebrosa y burlona mientras se subía y a toda velocidad escapaba del lugar.

Desde ese día, jamás se le volvió a ver, pero se cuenta que los Arcos de Ipiña tienen lugar sucesos paranormales que aún siguen ocurriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *