Con el repunte del coronavirus, ¿debo vacunarme contra el COVID? ¿Cuándo estarán disponibles las nuevas vacunas?

17 septiembre 2023
Visto: 497 veces

 

La temporada de vacunación de otoño está a la vuelta de la esquina, y las autoridades están preparadas para lanzar otra versión actualizada de la vacuna COVID-19, así como nuevas herramientas para proteger contra el VRS.

Aquí les presentamos un resumen de los tres tipos de vacunas que estarán disponibles en los próximos meses.

Una versión de la vacuna contra el COVID probablemente será revisada en otoño de este año por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Se presume que entonces se darán orientaciones sobre a quién se recomienda vacunarse.

La nueva vacuna sustituirá a la versión de 2022. Presentada hace 11 meses, la vacuna de refuerzo se diseñó contra los sublinajes de la variante Ómicron BA.5 y BA.4. Se denominó vacuna bivalente porque se diseñó para proteger tanto contra los últimos sublinajes como contra la cepa inicial.

La versión de 2023 de la vacuna también se diseñará contra la última subvariante dominante de Ómicron, XBB.1.5. Será una vacuna monovalente centrada únicamente en XBB. Los científicos dicen que la fórmula de la vacuna COVID-19 de 2023 no necesita proteger contra la cepa ancestral, ya que la versión original del coronavirus que surgió a finales de 2019 en Wuhan, China, está prácticamente extinta.

Estar al día en la vacunación contra la COVID-19 es una manera importante de protegerse contra la enfermedad, dicen los expertos. Aunque la mayoría de las personas se han vacunado de alguna forma, muchas no han recibido la última versión. En California, por ejemplo, el 73% de los residentes ha recibido la vacuna principal, pero sólo el 21% está al día con sus vacunas.

En abril, las autoridades federales de salud recomendaron que las personas mayores de 65 años y las personas inmunocomprometidas reciban un refuerzo bivalente adicional al menos cuatro meses después de su refuerzo inicial actualizado.

Si no está al día con sus vacunas de COVID-19, está inmunodeprimido o es mayor, el Dr. Peter Chin-Hong, experto en enfermedades infecciosas de la UC San Francisco, sugiere que se ponga ahora la versión 2022 de la vacuna, dado que los niveles de COVID-19 están aumentando.

“Me preocupa que enfermen de gravedad”, dijo Chin-Hong.

Pero para los más jóvenes y los que no están inmunodeprimidos, Chin-Hong afirma que probablemente no haya problema en esperar a la versión de 2023.

No obstante, pueden hablar con sus médicos sobre la posibilidad de adquirir la versión de 2022. Chin-Hong dijo que había oído hablar de una madre que acababa de dar a luz y estaba considerando la posibilidad de vacunarse con la versión 2022 de COVID-19 para poder transmitir los anticuerpos al bebé, ya que los lactantes no pueden ser vacunados hasta que tengan al menos 6 meses de edad.

A medida que la emergencia pandémica ha ido remitiendo, los requisitos para vacunarse se han flexibilizado. El sábado, las autoridades federales pusieron fin a la exigencia de que los trabajadores sanitarios de los centros que reciben fondos de Medicare y Medicaid se vacunen contra el virus COVID-19. El condado de Los Ángeles también rescindió su requisito de vacunación contra COVID para los trabajadores sanitarios.

“Sin embargo, se anima a los trabajadores sanitarios a estar completamente al día en las vacunas contra el COVID-19. Cuando los trabajadores sanitarios están al día en sus vacunas, se reduce el riesgo tanto para los pacientes como para los propios trabajadores sanitarios”, señaló el Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles en un comunicado.

Un nuevo medicamento contra el VRS

La semana pasada, los CDC dieron luz verde a una nueva vacuna contra el virus respiratorio sincitial (VRS), que puede causar enfermedades graves y la muerte de niños y ancianos.

La inmunización se llama nirsevimab, tiene el nombre comercial de Beyfortus y la distribuyen AstraZeneca y Sanofi. Técnicamente no se trata de una vacuna, que refuerza la inmunidad para el futuro; más bien es un anticuerpo monoclonal de acción prolongada que actúa como un fármaco preventivo que proporciona protección inmediata y a corto plazo, según la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins.

Según los CDC, Beyfortus reduce en un 80% el riesgo de hospitalizaciones y visitas al doctor por VRS en lactantes. Es probable que esté disponible en algún momento de este otoño.

El VRS se convirtió en un nombre muy conocido el otoño pasado, cuando el virus afectó a los hospitales infantiles de California y de todo el país. El año pasado, el virus enfermó a tantos niños que algunos hospitales se quedaron sin camas pediátricas.

En un año normal, el VRS puede provocar entre 100 y 300 muertes en niños menores de 5 años y entre 6.000 y 10.000 muertes entre personas mayores de 65 años. El virus también puede causar hasta 80.000 hospitalizaciones al año entre los niños menores de 5 años y hasta 160.000 al año entre las personas mayores.

Los CDC recomiendan Beyfortus “para todos los lactantes menores de 8 meses, nacidos durante -o entrando en- su primera temporada de VRS (normalmente de otoño a primavera). Para un pequeño grupo de niños de entre 8 y 19 meses con mayor riesgo de enfermedad grave por VRS, así como a los niños gravemente inmunodeprimidos, se recomienda una dosis en su segunda temporada”.

“Esta nueva inmunización contra el VRS proporciona a los padres una poderosa herramienta para proteger a sus hijos contra la amenaza del VRS”, dijo en un comunicado la directora de los CDC, la Dra. Mandy Cohen. “El VSR es la principal causa de hospitalizaciones de lactantes y bebés mayores con mayor riesgo, y hoy hemos dado un paso importante para que este producto que salva vidas esté disponible”.

A principios de este verano también se dio luz verde a dos vacunas contra el VRS para adultos mayores. En junio, los CDC respaldaron la recomendación de un grupo de asesores sobre las nuevas vacunas contra el VRS para mayores de 60 años, una decisión que, según los CDC, debe basarse en la consulta del paciente con su profesional sanitario sobre si la vacuna es adecuada para él. Estas vacunas las ofrecen GSK y Pfizer.

Vacunas contra la gripe

La fórmula actualizada de vacunación antigripal ya se ha definido para este otoño. Los CDC sugieren que los mejores meses para vacunarse contra la gripe son septiembre y octubre.

Vacunarse en agosto no es recomendable para la mayoría de las personas, según los CDC, a menos que haya motivos para pensar que la persona no podrá vacunarse en septiembre u octubre. Hay algunas excepciones: Las mujeres embarazadas en el tercer trimestre de embarazo pueden vacunarse contra la gripe en agosto para asegurarse de que sus bebés recién nacidos estén protegidos, ya que son demasiado jóvenes para ser vacunados contra la gripe, según los CDC.

Todas las personas mayores de 6 meses deben vacunarse anualmente contra la gripe, según los CDC, una recomendación que se mantiene desde 2010.

Información de: latines.com

http:/https://www.latimes.com/espanol/california/articulo/2023-08-22/con-el-repunte-del-coronavirus-debo-vacunarme-contra-el-covid-cuando-estaran-disponibles-las-nuevas-vacunas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *