El desafío de dalgona: el reto “dulce y mortal” que se volvió viral gracias a “El juego del calamar”

1 octubre 2021
Visto: 272 veces

 

 

Un dulce surcoreano que aparece como uno de los retos letales en la exitosa serie de Netflix El juego del Calamar se ha convertido en una moda mundial, potenciando el negocio del vendedor que proporcionó la golosina para el programa.

La serie se ha convertido en un éxito viral al representar juegos infantiles con consecuencias mortales. Uno de los retos consiste en que los concursantes, con poco dinero, tallen el símbolo grabado en un caramelo llamado dalgona sin romper toda la pieza o arriesgarse a que les disparen ejecutores enmascarados.

La serie se ha convertido en un éxito viral al representar juegos infantiles con consecuencias mortales

La dalgona suele venderse con diversas formas, pero en El juego del calamar había cuatro: un triángulo, un círculo, una estrella y un paraguas. Una pieza cuesta unos 2.000 wones (1,68 dólares), pero se puede conseguir una segunda gratis si no se rompe la primera.

An Yong-hui, de 37 años, lleva ocho años haciendo dalgona en un distrito universitario de la capital, Seúl. Él y sus compañeros de trabajo utilizaron 15 kilos de azúcar para hacer 700 caramelos para el rodaje en junio de 2020 del tercer episodio del programa, que es descrito por Netflix como “dulce y mortal” a partes iguales.

Como la popularidad del programa ha aumentado desde su estreno en septiembre, An no ha podido volver a casa durante una semana para satisfacer la demanda de los ansiosos seguidores de la serie que empiezan a hacer fila ante su cocina callejera de 2 metros cuadrados a las 11 de la mañana.

Ahora vende más de 500 dalgonas al día, frente a las menos de 200 que vendía antes del estreno del programa.

“Estamos pensando que deberíamos colocar un rifle aquí también”, dijo An, riéndose al referirse a las repercusiones del programa.

An Yong-hui cocina dalgona en su local de Seúl (Foto: REUTERS/Minwoo Park)

En el programa, los oprimidos concursantes compiten por un premio de 45.600 millones de wones (USD 38,40 millones) compitiendo en juegos que recuerdan una época pre-digital más idílica.

Netflix dijo en un artículo sobre la creación del programa que la selección de juegos infantiles del director Hwang Dong-hyuk fue deliberada para hacer que el programa se identificara más con la audiencia.

Para los surcoreanos, los vendedores de dalgona fueron un elemento fijo frente a las escuelas hasta principios de la década de 2000, pero la tendencia ha disminuido desde entonces y, según An, los dulces son aún más antiguos.

“He escuchado mucho sobre el desafío de dalgona de mi papá y mi abuela y siempre tuve curiosidad”, dijo Lee You-hee, un estudiante de primer año de la universidad en Seúl.

“¡Fue la primera vez que lo intenté y me sorprendió lo fácil que se rompe!”, dijo, después de fallar el desafío mientras estaba de pie cerca del puesto de An.

En línea con la explosión viral del programa, los espectadores internacionales están publicando sus esfuerzos para hacer dalgona y superar el desafío en la plataforma para compartir videos TikTok y otras redes sociales.

Incluso los mercados de comercio electrónico como Amazon, eBay y Coupang venden kits y herramientas de cocina dalgona por hasta 29,99 dólares.

En Singapur, el Brown Butter Cafe fue el último negocio en aprovechar la exageración de El juego del calamar y el drama del desafío dalgona.

Sentado con el ceño fruncido y una intensa mirada de concentración, el fanático de la serie, Wang Chen, de 32 años, recogió sin éxito su delicado caramelo dalgona. Su fracaso habría significado una muerte segura en el show. Pero en Brown Butter Cafe, solo significa perderse un premio.

“Casi lo logro … si eres tan estricto como en el programa de televisión real, entonces me voy”, dijo Wang. Wang miró el intento de su amiga Zhang Qi. “Esto es un desastre. Ella podría haber estado muerta en el primer minuto“, bromeó.

(Con información de Reuters)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *