Qué es la ashwagandha y cuáles son sus desconocidas propiedades medicinales

20 abril 2024
Visto: 323 veces

 

Sin importar el nivel de seguridad y eficacia de una planta medicinal o suplemento, siempre se debe consultar al médico antes de usarlo.

Las plantas medicinales y los suplementos ofrecen una ventana a la riqueza de la naturaleza para apoyar nuestra salud. Con sus propiedades curativas, estos pueden ser incorporados de manera inteligente en nuestra dieta y estilo de vida, siempre y cuando se utilicen bajo la supervisión de un médico.

Esta vez nos enfocaremos en ashwagandha, cuáles son sus beneficios, su nivel de seguridad y eficacia, contraindicaciones, así como su reacción al interactuar con medicamentos, alimentos y otras hierbas medicinales o suplementos.

Propiedades medicinales

Ashwagandha es un arbusto de hoja perenne que crece en Asia y África. Se usa comúnmente para el estrés.

Esta planta medicinal contiene sustancias químicas que pueden ayudar a calmar el cerebro, reducir la hinchazón, disminuir la presión arterial y alterar el sistema inmunológico.

Dado que la ashwagandha se usa tradicionalmente como adaptógeno, se usa para muchas afecciones relacionadas con el estrés. Se cree que los adaptógenos ayudan al cuerpo a resistir el estrés físico y mental.

Algunas de las condiciones para las que se usa incluyen insomnio, envejecimiento, ansiedad y muchas otras, pero no existe una buena evidencia científica que respalde la mayoría de estos usos.

Tampoco hay buena evidencia que respalde el uso de ashwagandha para COVID-19.

No confunda ashwagandha con Physalis alkekengi. Ambos se conocen como cereza de invierno. Además, no confunda ashwagandha con ginseng americano, Panax ginseng o eleutero.

Efectividad, contraindicaciones y efectos secundarios

La ingesta de ashwagandha parece mejorar el patrón de sueño y la calidad del sueño en general en ciertas personas.

La ashwagandha parece ayudar a reducir el estrés en algunas personas. También podría ayudar a reducir el aumento de peso relacionado con el estrés.

Esta planta medicinal es posiblemente segura cuando se usa hasta por 3 meses. Se desconoce la seguridad a largo plazo de ashwagandha.

Grandes dosis de ashwagandha pueden causar malestar estomacal, diarrea y vómitos. En raras ocasiones, pueden ocurrir problemas hepáticos.

Es probable que no sea seguro usar ashwagandha durante el embarazo. Existe alguna evidencia de que la ashwagandha podría causar abortos espontáneos.

No hay suficiente información confiable para saber si la ashwagandha es segura de usar durante la lactancia. Manténgase en el lado seguro y evite su uso.

La ashwagandha puede hacer que el sistema inmunológico se vuelva más activo y esto podría aumentar los síntomas de enfermedades autoinmunes. Si tiene una de estas condiciones, es mejor evitar el uso de ashwagandha.

También puede ralentizar el sistema nervioso central. A los médicos les preocupa que la anestesia y otros medicamentos durante y después de la cirugía puedan aumentar este efecto. Deje de tomar ashwagandha al menos 2 semanas antes de una cirugía programada.

La ashwagandha podría aumentar los niveles de hormona tiroidea. Debe usarse con precaución o evitarse si tiene una afección de la tiroides o toma medicamentos con hormonas tiroideas.

Interacciones con medicamentos, otras plantas y suplementos

El cuerpo produce hormonas tiroideas naturalmente. Ashwagandha podría aumentar la cantidad de hormona tiroidea que produce el cuerpo. Tomar ashwagandha con píldoras de hormona tiroidea puede causar demasiada hormona tiroidea en el cuerpo y aumentar los efectos y los efectos secundarios de la hormona tiroidea.

La ahwagandha podría reducir los niveles de azúcar en sangre. La ingesta de ashwagandha junto con medicamentos para la diabetes puede hacer que el azúcar en sangre baje demasiado. Controle de cerca su nivel de azúcar en sangre.

También podría reducir la presión arterial. La ingesta de ashwagandha junto con medicamentos que reducen la presión arterial puede hacer que la presión arterial baje demasiado. Controle su presión arterial de cerca.

Esta planta medicinal puede aumentar la actividad del sistema inmunológico. Algunos medicamentos, como los que se usan después de un trasplante, disminuyen la actividad del sistema inmunológico. La ingesta de ashwagandha junto con estos medicamentos podría disminuir los efectos de estos medicamentos.

La ashwagandha puede causar somnolencia y respiración lenta. Algunos medicamentos, llamados sedantes, también pueden causar somnolencia y respiración lenta. Tomar ashwagandha con medicamentos sedantes puede causar problemas respiratorios y / o demasiada somnolencia.

De igual forma puede causar somnolencia y respiración lenta. Algunos medicamentos, llamados sedantes, también pueden causar somnolencia y respiración lenta. Tomar ashwagandha con medicamentos sedantes puede causar problemas respiratorios y / o demasiada somnolencia.

Tomarlo junto con otros suplementos con efectos similares puede causar demasiada somnolencia y / o respiración lenta en algunas personas. Ejemplos de suplementos con este efecto incluyen lúpulo, kava, L-triptófano, melatonina y valeriana.

La ashwagandha podría reducir la presión arterial. Tomarlo con otros suplementos que tienen el mismo efecto puede hacer que la presión arterial baje demasiado. Ejemplos de suplementos con este efecto incluyen andrographis, péptidos de caseína, L-arginina, niacina y ortiga.

Con información de Medline Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *