La otra cara de la moneda respecto a la baja del petróleo

30 junio 2015
Visto: 616 veces

petroleo-caida-preciosDentro de las consecuencias negativas generadas por la baja en los precios del petróleo también existe la otra cara de la moneda, mientras que los países exportadores sufren un colapso financiero los importadores disfrutan de una reacción a la inversa;

Incluso en países exportadores la baja en el precio del petróleo indirectamente provoca beneficios a sus pobladores pues los precios de los combustibles bajan drásticamente generando mayores ganancias comerciales internas e aumentando el dinamismo comercial; Al existir mayores utilidades se generan más impuestos y las pérdidas ocasionadas en las bajas de las exportaciones petroleras tienden a compensarse.

En México por desgracia sucede lo contrario, primeramente vivimos bajo la premisa de que las alzas en los costos de la gasolina y el gas natural eran producto de la intención de homologar los precios internacionales, dinámica que hoy ante la reducción internacional de los precios parece no aplicarse; En nuestro País siempre el ciudadano es quien pierde y los estrategas económicos encuentran en perjudicar al ciudadano siempre la salida más fácil; Frenan la economía, ahorcan al mercado productivo ocasionan una competencia no equitativa pero procuran que el gobierno no disminuya sus ingreso aun que ello sea en deterioro directo de la base productiva.

Mientras en muchos Países han sabido sortear con éxito la problemática en el nuestro se recrudece la problemática económica, nuestra balanza comercial es desfavorable y continuara en ese tenor pues las medidas adoptadas son erróneas.

México continuara padeciendo incertidumbre, alza en los precios de materias primas y alimentos, desempleo, reducción de crecimiento y poca estabilidad cambiaría; La solución es sencilla reducir a la mitad los costos de los combustibles para incentivar la economía y equilibrar la posibilidad de exportar otros productos diversos al Petróleo.

Es evidente que los precios internacionales del crudo continuaran bajos o a la baja, subir los impuestos y vender a los mexicanos su petróleo al doble o triple de su precio solo nos llevaran a peor, poco comercio, nulo crecimiento, empleos mal pagados, recesión e inestabilidad es lo único que nos espera.

México ocupa actuar con valor y presionar de lo más fuerte a lo más débil, sacrificar al gobierno y sus ingresos en lugar de exprimir al ciudadano a fin de que la inercia positiva al paso del tiempo redunde en beneficios generales, de otro modo nuestro país será un gigante sin piernas ni brazos y a la postre caerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *