Lamentaba en Facebook secuestro y asesinato de jovencita y resultó ser cómplice

12 mayo 2015
Visto: 2936 veces

casoBoca del Río, Veracruz.- Rosa Ileana Mortera Trolle “lamentaba” en Facebook el asesinato de Columba Campillo González, de 16 años, quien fue “levantada” el pasado miércoles mientras se ejercitaba y arrojada muerta dos días después en el fraccionamiento residencial ‘Los Delfines’.

La mujer de 38 años, pedía justicia y condenaba los hechos; horas más tarde, la Fiscalía General del Estado reveló que ella era parte de la banda que secuestró a la jovencita y la asesinó cuando a la menor se le “cayó” la venda que le pusieron para cubrirle los ojos y reconoció a sus captores.

En una conversación de la red social Facebook, Rosa Ileana culpaba al gobernador de la inseguridad para los deportistas que imperaban en el bulevar “Manuel Ávila Camacho”, lugar donde ella y sus cómplices presuntamente secuestraron a la estudiante de la Universidad del Valle de México.

En conferencia de prensa, el Fiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, dio a conocer conversaciones que la hoy imputada tenía en Facebook con otras personas sobre el tema.

“Ya esas caminatas no pueden hacerse ya ves esa princesita iba corriendo por el bulevar cuando le ocurrió”, se lee en uno de sus comentarios de la indicada red social, cuando una de sus contactos le pregunta su opinión sobre sus caminatas nocturnas en el bulevar costero de Boca del Río.

Incluso el 8 de mayo, día que encontraron a la joven asesinada, posteó en su muro una imagen de la estudiante y de su cadáver con la leyenda “justicia”. Además, en los comentarios también escribió un emoji, con una carita llorando, en aparente estado de shock por el artero crimen de la menor.

Lamentaba de manera constante, en redes sociales, el secuestro y asesinato de la joven estudiante, pedía justicia y condenaba los hechos; horas más tarde, la Fiscalía de Justicia del Estado revelaba que ella era parte de la banda que privó a la jovencita de su libertad y después la asfixiaron.

La conoció mientras corrían

Rosa Ileana era una asidua deportista, se le veía en la mayoría de maratones organizados en la región, además, según se observa en las imágenes de Facebook, corría de manera habitual en el bulevar costero “Manuel Ávila Camacho”. Fue en esa misma avenida que conoció a Columba y tras entablar varias charlas a la hora de correr, se ganó su confianza y logró intercambiar teléfonos.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por las autoridades, Rosa Ileana le contó a su novio, Agni Tonatiuh, que los abuelos de la víctima tenían un restaurante a donde asistían personas de mucho dinero por lo que era solvente. Fue así que planearon como llevar a cabo el secuestro.

Los hechos

El pasado miércoles, Columba, como habitualmente lo hacía, salió a correr, no obstante, al paso de las dos horas que normalmente tardaba en regresar y ver que esto no ocurría, sus familiares se preocuparon y unas horas más tarde recibieron una llamada del teléfono celular de la menor.

Una vez masculina le dijo que tenía secuestrada a su hija y le pidió siguiera sus instrucciones. En posteriores llamadas exigieron una cuantiosa cantidad en efectivo a cambio de liberar a la menor. Ya para ese momento las autoridades policiacas ya había intervenido y monitoreado las llamadas.

Al realizar las investigaciones correspondientes con base en las llamadas y con declaraciones de los padres de la víctima, la Unidad Especializada en Combate al Secuestro determinó la vinculación de una mujer que buscó acercamiento con la menor durante sus actividades cotidianas de ejercicio.

Con estas indagatorias, el pasado viernes por la tarde se logró identificar a esta mujer y un hombre en Cholula, Puebla, mismos que fueron detenidos con apoyo de la Procuraduría General de Justicia de esa entidad, y presentados como probables responsables de los delitos de secuestro y homicidio; se trataba de Rosa Ileana Mortera Trolle, de 38 años, y Agni Tonatiuh García Albuerne, de 29.

Agni Tonatiuh reconoció en su declaración ante el Ministerio Público su participación en el plagio de la víctima, y detalló que tres sujetos más, identificados como Jhony Ruiz Inclán, Jesús Eduardo González Castellanos y Pedro “N” participaron en el secuestro. Éste último aún continúa prófugo.

Dijo que el pasado 6 de mayo los involucrados interceptaron a la víctima cuando estaba ejercitándose y la subieron a un automóvil Volkswagen Jetta el cual habían rotulado como taxi.

Llevaron a la víctima a un hotel de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, donde la tuvieron cautiva, pero en determinado momento, a la adolescente se le cayó el vendaje que le habían puesto en los ojos y al haber reconocido a sus captores, le inyectaron un sedante y la asesinaron.

Luego, subieron el cuerpo de la menor al mismo vehículo en que la raptaron y la dejaron en un predio baldío de Boca del Río, donde el pasado viernes fue localizado por las autoridades.

Agni Tonatiuh confesó que la participación de Rosa Ileana, su pareja sentimental, en el plagio de la adolescente, fue al pasarle información sobre la situación económica de la jovencita. “Rosa Ileana Mortera Trolle, ella nos dio la información del porque tenía dinero”, dijo el presunto homicida.

El fiscal reveló que Rosa Ileana reconoció su participación en el crimen al pasar información.

Sin embargo, la familia de Rosa Ileana se encuentra inconforme por lo que aducen como una “detención ilegal”, pues aseguran que la mujer fue detenida en Puebla sin una orden de aprehensión, además de que alegan que la hoy indiciada tiene más de un año de vivir en el municipio de Cholula, Puebla y que sólo acude al puerto de Veracruz cuando participa en algunos eventos deportivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *