A 7 meses de Ayotzinapa, normalistas y cetegistas vuelven a quemar camiones

27 abril 2015
Visto: 509 veces

mini-ayotziTras cumplirse siete meses de la desaparición de los 43 jóvenes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, estudiantes de Guerrero, encabezados por los padres y familiares de los desaparecidos realizaron este domingo una manifestación que derivó con la quema de cinco vehículos ante el Congreso guerrerense..

La marcha contó con la participación de normalistas tanto de Ayotzinapa como de Michoacán, así como integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), y estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero.

Ésta inició en la avenida de los Insurgentes en la parte norte de la ciudad, y avanzó hacia el lado sur, teniendo como punto final las puertas del Congreso local.

Al frente del recinto se colocaron vehículos repartidores de diversas empresas como Lala y Boing, mismos que los normalistas habián secuestrado con anterioridad; una vez que la manifestación llegó al sitio los vehículos fueron usados para derribar las puertas de la cerca perimetral y llevarlos hasta el interior del estacionamiento y explanada frontal donde les prendieron fuego.

Inmediatamente después, la manifestación ante el Congreso guerrerense fue disuelta por gases lacrimógenos que, a la distancia, lanzaron granaderos de la Policía Estatal.

Tras incendiar las unidades para ingresar al Congreso, la policía federal inició una persecución contra los manifestantes que se trasladaron en dirección sur por la Autopista del Sol.

Simultáneamente, otros vehículos fueron incendiados en el perímetro del edificio siendo un total de cinco unidades. Los normalistas también lanzaron piedras contra los vidrios del Congreso y una bomba molotov al interior de la oficina del presidente de la comisión de Gobierno, Bernardo Ortega Jiménez, no obstante, ésta no se prendió.

Hubo una tregua de aproximadamente 30 minutos que permitió la actuación de los bomberos municipales y del estado respaldados por protección civil, fue así que apagaron el fuego a las unidades que quedaron en condiciones de pérdida total.

Sucedida la primera confrontación con la policía estatal, la mayoría de los participantes de la manifestación abordaron sus autobuses y se retiraron del lugar, especialmente los padres de los desaparecidos.

Sin embargo, un grupo de jóvenes, mayoritariamente los provenientes de la normal de Tiripetío Michoacán, regresaron a las instalaciones del Congreso para volver a confrontar a los uniformados. Tras una segunda refriega a la escena se presentaron también elementos de la Policía Federal, quienes también dispararon decenas de gases lacrimógenos y persiguieron a los normalistas hasta cerca de la puerta uno de la residencia oficial Casa Guerrero.

Al final los estudiantes lograron huir y se concentraron en la plaza cívica de la capital, donde fueron recibidos por maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación que en su apoyo mantiene el plantón.

La policía del estado, una vez más, no reportó detenidos ni lesionados.

Cabe recordar que el pasado lunes 13 de octubre del año pasado, un grupo de estudiantes de la Normal Rural de Ayotizinapa y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) protagonizaron el más violento de estos hechos vandálicos, en esa fecha también quemaron y causaron destrozos a las instalaciones del Palacio de Gobierno de Guerrero y al edificio de Ayuntamiento de Chilpancingo.

 

ETCETERA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *