La extraña crónica del caso Alondra

23 abril 2015
Visto: 678 veces

mini-ALONDRATras determinar que las pruebas de ADN hechas a la mexicana Alondra Luna, fueron incorrectas, la Secretaria de Relaciones Exteriores determinó que la niña tenía que ser inmediatamente repatriada.

El encuentro entre la estadounidense, Dorotea García y la adolescente Alondra Luna, acabó aquí en la Ciudad de Houston, Texas.

Alondra y Dorotea, se realizaron un examen de ADN, aquí, en las oficinas del Consulado General de México en Houston. Dos días después, un laboratorio en Nuevo México, declaró que la prueba de ADN que tomaron en Houston había salido negativa y que Alondra no era la hija de Dorotea.

«Así prácticamente me la dieron, abierta y obviamente el resultado es negativo. Mi intención jamás fue hacerle daño a la niña y creo que yo traté de reparar cualquier daño que se le hubiera hecho», afirma Dorotea García, residente en Houston.

Tras determinar que las pruebas de ADN hechas a la mexicana Alondra Luna, fueron incorrectas, la Secretaria de Relaciones Exteriores determinó que esta mexicana tenía que ser inmediatamente repatriada a la República Mexicana.

Y es que entre las múltiples cuestiones que ha generado este caso, aún no se sabe por qué, por qué no se hizo la prueba del ADN en un laboratorio especializado y con condiciones estériles, como lo dictan las leyes estatales y federales.

Ni tampoco dónde ni cuándo se mandaron las muestras de ADN de Alondra y Dorotea, si están certificados para ello ni cuál fue el motivo de la discrepancia.

«No sé en esta época, donde se supone que todo es creíble, que todo es computarizado, etcétera, etcétera y de repente te dicen: ¡No, siempre, no. Si es tu hija y nos equivocamos!», explica Miguel Magania, residente de Houston.

 

NOTICIEROS TELEVISA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *