Él sobrevivió al alud que sepultó alpinistas en el Pico de Orizaba hace más de 50 años

12 marzo 2015
Visto: 562 veces

mini-SOBREVIVIO ORIZABACuando parecía que ya nada podía sorprendernos, una descubrimiento hizo que las miradas de México se fueran hacia el Pico de Orizaba, porque anunciaron el hallazgo de unos cuerpos humanos, momificados, mexicanos que en una expedición perdieron la vida luego de que un alud, les impidiera regresar a casa.
Es difícil imaginar la sensación del momento, el sentir humano de ver a tus amigos quedar sepultados y peor aún, que no puedes hacer nada. Pero hay alguien que nos puede contar la historia a detalle, de primera mano porque estuvo ahí. Se trata de Humberto Díaz González Montiel, un hombre que prácticamente escaló todos los volcanes del país, subió y bajó por las montañas de México a su antojo pero que hoy, a más de 40 años de alpinista, todo se resume a un día, el 2 de noviembre de 1959.

Humberto Díaz González Montiel nos cuenta que inició su contacto con la naturaleza cuando se unió a los Boy Scouts, y de ahí dio el salto a lo que por más de 40 años sería su pasión, el alpinismo. Deporte que le permitió conocer el país y territorio fuera de nuestras fronteras, así como de manera exclusiva descubrir lo pequeños que somos, ante la inmensidad del planeta.

Cuando intentaba subir el Pico de Orizaba, una roca le rompió la bota, situación que lo obligó a regresar al refugio donde platicaba con sus compañeros en el momento en que el alud se manifestó, llevándose la vida de 4 de sus amigos.

Hay muchas frases que pueden surgir o que llegan a la mente cuando escuchas historias como esta, “que no te tocaba”, “que por algo quedaste vivo”, “aún tienes asuntos pendientes” en fin, muchas otras ideas que se conectan en un punto, el hecho de que Humberto Díaz González Montiel ese día regresó a casa con su familia y hoy día, su esposa, sus tres hijos y el resto de la descendencia pueden con toda seguridad darle las gracias a la roca que rompió la bota.

XEU

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *