Mató a su esposa embarazada de gemelos y “convivió” con su cadáver por varios días

4 marzo 2015
Visto: 668 veces

resized_semefoGuaymas, Sonora.- Una joven que se encontraba embarazada de gemelos, fue encontrada sin vida por sus familiares dentro de su domicilio, al norte de este puerto. El presunto homicida es su esposo, quien tras asesinarla actuó como si no sucediera nada y “convivió” con su cadáver por varios días.

Se trata de quien en vida llevara el nombre de Adilene Palomares García, de 26 años de edad, la cual presentaba 7 meses de embarazo y quien al parecer fue asesinada por su propio esposo, un sujeto identificado como Raúl Antonio Rodelo Encinas, de 35 años, el cual se encuentra prófugo.

El desafortunado hallazgo ocurrió cerca de las 21:50 horas de ayer, en un domicilio ubicado en la calle Cerrada Lion número 94 del Fraccionamiento Niza, donde familiares de Adilene la encontraron postrada en una silla con un disparo de arma de fuego en la cabeza, a la altura de la sien derecha.

Tras notificar a las autoridades, al lugar arribaron elementos de la Policía Estatal Investigadora, los cuales confirmaron que el cuerpo presentaba signos de violencia y por el grado de descomposición que presentaba determinaron que tenía al menos tres días de haber sido privada de la vida.

Los investigadores fueron informados por los familiares de la víctima que el esposo de la mujer, minutos antes se había comunicado por teléfono con ellos para darles a conocer una versión poco creíble: dijo que la mujer había sido asesinada por otra persona y que él no tenía nada que ver.

Dijeron que luego que el sujeto les dio la dirección donde se encontraba el cuerpo de la mujer, de inmediato se dirigieron al lugar y tras confirmar el hallazgo dieron aviso a las autoridades, pero el esposo de la víctima, quien se dedicaba a la carrocería de autos, no se encontraba en el lugar.

Según vecinos del lugar, todavía el pasado domingo y lunes, Rodelo Encinas fue visto barriendo el frente de la vivienda, lo cual indica que dicho sujeto, probablemente después de haberla asesinado el pasado viernes, siguió su vida como comúnmente, sin importarle tenerla a la vista ya sin vida.

Dijeron que el matrimonio tenía aproximadamente dos semanas de haber llegado al mencionado domicilio procedentes de Ciudad Obregón, y que no observaban nada extraño entre la pareja.

Al lugar arribaron elementos de las corporaciones policiales de los tres niveles, así como Peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado y el agente del Ministerio Público, el cual ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo al SEMEFO para que se le practique la necropsia de ley.

Se informó que el representante social giró una orden de localización de Raúl Antonio Rodelo Encinas, para que declare respecto a los hechos, mismo que por lo pronto se ha convertido en el principal sospechoso del crimen, y quien en estos momentos se encuentra en calidad de prófugo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *