Conservadores causarían trastornos metabólicos

27 febrero 2015
Visto: 1308 veces

mini-CONSERVADORESLos conservadores artificiales utilizados en muchos alimentos procesados podrían aumentar el riesgo de enfermedades inflamatorias intestinales y trastornos metabólicos, sugiere una nueva investigación.

Científicos estadunidenses llevaron a cabo un estudio en ratones y descubrieron que los productos químicos conocidos como emulsionantes, que son considerados seguros y se usan para la conservación de alimentos, alteran las bacterias intestinales.

Esas sustancias artificiales perturban la composición de las bacterias en el colon, lo que propicia una condición inflamatoria intestinal, indican los investigadores de la Universidad Estatal de Georgia.

Para su estudio, los especialistas utilizaron cerca de 15 diferentes emulsionantes comúnmente usados en los alimentos procesados occidentales, como los que se emplean para la textura suave del helado o evitar que los ingredientes de la mayonesa se separen.

Hasta ahora, los emulsionantes están clasificados como seguros debido a que no había evidencia de que podrían aumentar el riesgo de cáncer o tener efectos tóxicos en el organismo.

Sin embargo, el inmunólogo Andrew Gewirtz y sus colegas de la Universidad de Georgia ofrecieron agua con esos químicos a ratones comunes y su salud se vio afectada, se volvieron obesos y desarrollaron problemas metabólicos como intolerancia a la glucosa.

Los roedores fueron más propensos a enfermedades intestinales inflamatorias, pues al alterar las bacterias aumentó la gravedad y frecuencia del padecimiento, de acuerdo con los resultados, publicados en la revista especializada Nature.

Los efectos más graves en la salud se observaron en los ratones que consumieron los productos químicos en una cantidad similar a la que ingiere una persona cuya dieta se compone sólo de helados, explica Gewirtz.

Para entender por qué los emulsionantes afectaron la salud de los ratones, los científicos analizaron las bacterias el tracto digestivo de los animales y encontraron evidencia de que éstas “migraron” a las células que recubren el intestino.

Estimaron que los emulsionantes pueden descomponer el grueso moco que cubre el intestino de los mamíferos y evita que las bacterias entren en contacto con las células intestinales, y si eso ocurre los microbios causan la inflamación y hasta cambios en el metabolismo.

PLANO INFORMATIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *