AVISO DE CURVA Rubén Olvera Marines Regresan las emociones al distrito 14

4 septiembre 2020
Visto: 499 veces

 

Regresan las emociones al distrito 14

Coahuila vuelve a las urnas el próximo 18 de octubre para elegir diputados locales. En lo que corresponde a los distritos con cabecera en Saltillo, la mayoría de las encuestas prevén que el PRI tendrá un día de campo, salvo, tal y como sucedió en la elección de 2017, en el distrito 14.

Al mismo tiempo, a partir de que Juan Carlos Guerra anunció que no buscaría la reelección, distintos habitantes me han comentado que el distrito quedó vacío, olvidado por los partidos, ya que, se confiesan, las y los aspirantes a sustituir al panista no se destacan por su popularidad o experiencia política.

Con una excepción, la cual, me aseguran, está llamando la atención de los votantes en el singular distrito 14. Me refiero al joven político, ex candidato independiente a la alcaldía de Saltillo en 2017, Alfonso Danao de la Peña Villarreal, que representará al partido Movimiento Ciudadano.

No es que el resto de las y los aspirantes carezcan de méritos, sin embargo, como veremos, las circunstancias se antojan propicias para explorar nuevas alternativas que enriquezcan el debate en el Congreso local.

En 2017, en contra de los pronósticos, la coalición encabezada por el PAN ganó el distrito con una amplia ventaja. Si bien las encuestas anticipaban que en las zonas integradas por fraccionamientos residenciales de clase media y alta el PRI tendría serios problemas para ganar, jamás se previó que la aceitada estructura tricolor dejaría escapar la victoria en algunas colonias que históricamente se identificaban como auténticos yacimientos de votos priistas.

Sin embargo, emprendiendo una campaña diferenciada y creativa, Juan Carlos Guerra obtuvo más de 34 mil votos, dejando al aspirante del PRI con 25 mil y a Morena apenas superando los 10 mil.

La estrategia para ganar del panista fue sencilla pero efectiva: profundizar el discurso anti-PRI y de cambio en algunas colonias, e implementar acciones concretas de organización territorial y movilización electoral en otras.

Por lo tanto, la característica más interesante de esta demarcación electoral, la cual obliga a implementar una estrategia diferenciada, es que en ella confluyen dos formas de participación política completamente opuestas.

Por una parte, se localizan algunas de las colonias más acaudaladas de la capital, cuyos habitantes históricamente se han decantado por su anti-priismo, aunque su participación política es reducida. A menos que un candidato llame poderosamente su atención, probablemente no se tomarán el tiempo para acudir a las urnas.

Por la otra, en este territorio también destacan zonas electorales altamente politizadas y organizadas, prolíficas en la creación de liderazgos y gestores comunitarios capaces de inclinar, en unas pocas horas de la mañana, la balanza a favor o en contra de ciertos partidos y candidatos.

¿En esta circunstancia, cuáles son las posibilidades reales de Alfonso Danao?

Los primeros sondeos proyectan que el distrito 14 se convertirá en el más competido de la capital. La consultora Massive Caller coloca al PRI con el 27.3% de las preferencias; le sigue el PAN con el 19.6% y Morena con el 18.2%. Movimiento Ciudadano no figura todavía en la encuesta.

Lo interesante es que el 29.1% de los electores no sabe aún por quien va a sufragar. Esta cifra crecerá en la medida que se arrecie la guerra sucia desatada prematuramente entre los tres grandes partidos.

Además, en el ámbito local, el PAN descuidó la selección de candidatos, razón por la cual continúa cayendo en las preferencias. Algo similar sucede con Morena, partido en el que las divisiones internas minarán su capacidad para entusiasmar y movilizar a los electores.

No sucede así en Movimiento Ciudadano, partido que, al menos en el distrito 14, en la persona de Alfonso Danao de la Peña, seleccionó a una figura política ampliamente conocida en la capital del estado, que obtuvo más de 10 mil votos en su aventura como candidato independiente, quien ejerció como un exitoso regidor y que a la fecha, en su calidad de ciudadano, continúa realizando gestiones en beneficio para los habitantes de Coahuila.

Al mismo tiempo, de la mano de un recuperado Raúl Sifuentes Guerrero, Movimiento Ciudadano se ha mantenido unido rumbo al proceso electoral que se avecina.

En el caso del PRI, sería egoísta negar la solidez de su estructura en Saltillo. Sin embargo, he escuchado que, sin restarle méritos, la candidata seleccionada se enfrentará al reto de que en pocos días tendrá que darse a conocer, primero frente a la militancia y luego entre los votantes no priistas del distrito. Camino que, por ejemplo, el aspirante de Movimiento Ciudadano tiene bastante recorrido.

Más allá de las preferencias partidistas, los sondeos colocan al ex regidor independiente como una figura ampliamente conocida. Creo, por lo tanto, que si Movimiento Ciudadano se posiciona con fuerza entre los electores y Alfonso Danao de la Peña diseña e implementa una estrategia diferenciada, el distrito 14 podría provocar algunos escalofríos a los tres grandes partidos del estado.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *