AMLO protector de la Mafia del Poder

11 mayo 2020
Visto: 516 veces

 

Por lo puesto a la luz pública en los últimos días es más que claro que López obrador realizo importantes pactos con la mafia del poder a fin de lograr obtener la presidencia de México, entre amigos se pagan los favores pero en la política se exige y estila  devolverlos con altos réditos, esa es una rancia costumbre acostumbrada en ese ambiente, hoy a quedado claro que AMLO vendió su alma al diablo para poder costear y mantenerse por 18 años buscando la silla presidencia, ello sin trabajar y sin poder explicar de qué modo se financio por tanto tiempo.

Hoy la duda de cómo obtuvo los recursos, amarres políticos, negociaciones y votos  va quedando clara, la familia Hank Rhon un símbolo de las épocas más obscuras y corruptas del México Contemporáneo ha recibido en lo que va del mandato de López Obrador contratos por más de Siete mil  seiscientos millones de pesos $7000,600,000.00 (reportaje Proceso)  Lo anterior no puede ser casualidad, el Presidente de México sabe bien quien es la familia Hank Rhon, también sabe que durante décadas han sido priistas, que bajo su manto se han ungido Alcaldes, Gobernadores e incluso con su apoyo Presidentes, Amlo fue muy claro en uno de sus discursos “ No existe negocio o gran contrato que se escape del conocimiento de un Presidente de México”

El caso Bartlett otro priista de cepa, amigo de Carlos salinas de Gortari y también personaje simbólico de la corrupción Mexicana ha sido enormemente beneficiado por el Gobierno de la 4T, las causas del porque se le favorece van saliendo a la luz, el día de ayer se dio a conocer otra investigación donde queda al descubierto que la casa Porfiriana donde AMLO vivió y que sirvió como sucede de campaña era propiedad de la familia de Bartlett y otros socios también priistas de la vieja guardia, por dicha propiedad Morena le pagaba con recursos públicos una jugosa renta y una ves obtenido el triunfo la adquirieron en compra seguramente por una enorme y discriminada cantidad de dinero, ahora se sabe que el Director de la CFE Manuel Bartlett no solo escondió propiedades dentro de su declaración patrimonial o que es dueño de bienes inmuebles que valen más de Ochocientos Millones de pesos sino que además una compañía de la cual su empleado de años es dueño también fue poseedor de la casa donde vivió y se desarrollo la campaña de Andrés López Obrador.

Otra cosa que ha quedado al descubierto es que Jesús Hernández Torres empleado de Manuel Bartlett y socio del Hijo de este ultimo en una compañía constructora e inmobiliaria es también un exitoso Hotelero, de esa forma es claro que la familia Bartlett tiene una fortuna mucho mayor de la que hasta ahora se conocía pues tienen acciones en la inmobiliaria del citado testaferro.

Pero aun falta más, Jesús Hernández Torres accionista mayoritario de la empresa dueña de la casa donde vivió AMLO es un personaje que además de estar ligado a Manuel Bartlett ha tenido importantes puestos dentro del PRI y en administraciones priistas, entre otros 1971 fue asesor en la Secretaria General de gobierno (administración priista) en 1981 director de comunicación de de la campaña Presidencial Priista, del 82 al 88 fue director de la Secretaria de radio televisión y Cinematografía RTC, desde donde se favoreció al enriquecimiento y fastuoso crecimiento de Televisa al igual que otros monopolios ligados a la comunicación, además Hernández Torres fue oficial mayor en la Secretaria de Educación Pública en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Hablar de los Hank Rhon, de Elba Esther Gordillo, de Carlos Salinas de Gortari, de Manuel Bartlett, de Carlos Slim y otros tantos personajes de dudosos pasados o enormes fortunas era ligado justo a lo que López Obrador citaba como Mafia del poder, hoy todos estos personajes son beneficiados enormemente con favores, contratos o recursos públicos emanados del gobierno de la Cuarta transformación, dos cosas quedan claras, AMLO protege a la mafia del poder o dicha supuesta mafia no se conformaba por los personajes que todos presuponíamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *