última hora del Covid-19, | El coronavirus marca la reunión virtual del G-20

26 marzo 2020
Visto: 217 veces

 

El impacto del coronavirus en la economía de Estados Unidos está siendo brutal y ya se percibe en la clase trabajadora. Las peticiones de ayudas por desempleo alcanzan un récord de 3,28 millones de personas. Las cifras, de la semana pasada pero publicadas ayer jueves por el Departamento de Empleo, cuadruplica el último récord histórico, de 1982, cuando el país atravesaba una recesión.

Nuestra corresponsal Antonia Laborde explica en este texto desde Washington el tamaño del agujero y el paquete de ayudas que recibirán los trabajadores desempleados.

avatar

Jacobo Garcìa

El Gobierno de Chile ha confirmado el fallecimiento de una una cuarta persona por coronavirus. Se trata de un hombre de 80 años con una serie de enfermedades previas, de la región del Bío-bío, a unos 500 kilómetros al sur de Santiago de Chile, informa Rocío Montes desde la capital.

Según el Ministerio de Salud son 1.306 los contagios confirmados en el país, 164 más que el día anterior. De los 44 pacientes que se encuentran hospitalizados, cuatro se encuentran graves. Tres de ellos son mayores de edad, pero uno de los enfermos es joven y no tenía enfermedades previas, según informó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

En Chile cerca de 1,3 millones de ciudadanos de siete municipios de la capital se preparan para entrar a las diez de la noche en cuarentena por siete días, prorrogables por otra semana, debido a que en esa zona de la ciudad se concentran el mayor aumento de casos de coronavirus.

avatar

Jacobo Garcìa

ampliar foto

​El presidente de México Andrés Manuel López Obrador se reunió de forma virtual con sus homólogos del G-20. En la misma, según detalló este jueves en la ‘mañanera’, hizo las siguientes propuestas al resto de presidentes:

  • Que las Naciones Unidas controlen todo lo relacionado con el comercio de fármacos y equipos médicos «debido a la escasez y el acaparamiento que hacen quienes tienen más posibilidades económicas».
  • Que las economías más poderosas ayuden y «que no haya cierre de fronteras» o políticas económicas unilaterales.
  • Que no se afecte los precios del petróleo y se controle la especulación financiera
  • Rechazar el racismo y la discriminación.
avatar

Jacobo Garcìa

La organización Mundial de la Salud (OMS) ha vuelto a reconocer el buen trabajo de México en el control del virus, que hoy jueves confirmó su séptimo fallecimiento, según el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro.

No obstante, el representante de la organización en el país, Cristian Morales, dijo que México está un «paso por delante».  «En algunos países, como en Chile, se ha llegado al toque de queda y  también en Europa se aplica una cuarentena total, pero eso corresponde a la fase que se vive en esos países. México podría llegar a esta etapa, pero no hay que adelantarse», explicó.

En ese sentido, Alberto Díaz Cayeros, Director del Centro de Estudios Latinoamericanos de Stanford University, escribió un detallado informe The balancing Act in Mexico’s COVID-19 response sobre las medidas tomadas en México y destaca la eficacia de los sistemas de alerta temprana y los aprendizajes que dejó la gripe A. «Si la estrategia tiene éxito, México se convertirá en un ejemplo de una política pública bien diseñada». Puede leer aquí su detallado informe.

En la fotografía, una imagen aérea del siempre bullicioso Zócalo de la Ciudad de México pero que estos días luce vacio. Una imagen de Alfredo Estrella de la Agencia AFP

avatar

Jacobo Garcìa

Buenos días, lectores del El País, soy Jacobo García y en las próximas horas estaré llevándoles la última hora sobre los efectos del Covid-19 en América Latina.

El continente se ha ido confinando poco a poco y ha ido apagando su actividad a medida que aumentan los contagios. Tenemos la mirada muy pendiente de Estados Unidos y Brasil donde se concentran el mayor número de víctimas. En México, el presidente López Obrador, ha retrasado su tradicional ‘mañanera’ para asistir a una reunión virtual del G-20.

avatar

Pablo Ferri

Va un resumen de la tarde:

  • Estados Unidos ha entrado de lleno en la fase de crecimiento rápido de la epidemia. Son ya 65.000 casos de contagio y casi mil muertos. Pese a ello, el presidente, Donald Trump, pretende reabrir el país lo antes posible, aunque enfrenta la resistencia de la oposición y varios estados. De momento, Nueva York y otras regiones han ordenado a la población que permanezca en casa. Trump y su Gobierno han cargado contra la Unión Europea y China. Contra los primeros por no comprar material sanitario de EE UU. Contra China, por ocultar presuntamente información sobre la pandemia.
  • En México, el Gobierno ha anunciado que a partir de este jueves suspende todas sus actividades no esenciales. Sigue la atención médica, la seguridad pública, la limpieza etcétera. El país cuenta ya 475 casos, mientras el Gobierno federal recomienda -no ordena- que la gente se quede en casa.
  • En Ecuador y Brasil, la curva de crecimiento de casos de Covid-19 se acelera, sobre todo en Brasil, que cuenta casi 2.500 contagios y medio centenar de muertos. Bolsonaro empieza a quedarse aislado en su postura de apostar por la normalidad.
  • En Argentina, Chile y Colombia, la curva empieza a acelerarse. En los tres países, igual que en Ecuador y Bolivia, hay restricciones a la movilidad, cuarentenas y confinamientos.

Cerramos en América por esta noche. Mañana por la mañana volvemos con las novedades de la crisis del coronavirus. Les acompañará mi compañero Jacobo García.

Dice Carmen M. Reinhart que las respuestas de nuestros gobiernos a la crisis de la Covid-19 no podrían estar más lejos de las que dieron a la pandemia de la gripe española de 1918-1919. Y un dato clave es el contexto: entonces, el mundo salía de la Primera Guerra Mundial. Y añade:

En 1918, el año en el que las muertes por la gripe alcanzaron un pico en Estados Unidos, las quiebras comerciales estaban en menos de la mitad de su nivel previo a la guerra, y fueron aún más bajas en 1919. Impulsado por el esfuerzo de producción de tiempos de guerra, el PIB real de Estados Unidos creció el 9% en 1918, y alrededor del 1% al año siguiente, inclusive mientras la gripe hacía estragos.

Carmen M. Reinhart es profesora del Sistema Financiero Internacional en la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard. Pueden leer el texto entero aquí: http://cort.as/-V7P6

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado hace unos minutos que su conferencia de prensa de este jueves empezará a las 8.00 de la mañana y no a las 7.00, hora habitual. El motivo es que participará en un cumbre virtual de líderes del G-20 para tratar el tema del coronavirus.

Andrés Manuel

@lopezobrador_

Informo que «la mañanera» iniciará a las 8 a.m. porque participaré de 6:00 a 7:30 a.m. en la Cumbre Virtual de Líderes del G20. El tema será coronavirus y alternativas. #COVID19

Brasil cuenta ya 2.433 contagios de Covid-19 y 57 muertos. Son 11 victimas respecto a martes. La tasa de mortalidad es un 2,4%, según datos oficiales. Además, se han registrado las primeras muertes en el Estado de Amazonas (norte) y Pernambuco (nordeste). São Paulo y Río de Janeiro son los Estados con más números de casos, 862 y 370, respectivamente.

Desde Sao Paulo, nuestro compañero Felipe Betim cuenta: «El ministro de Sanidad, Luiz Henrique Mandetta, explicó que Brasil tendrá muy pronto un importante incremento en el número de casos y de muertes debido a los tests rápidos que el Gobierno ha adquirido. El ministro también reafirmó que las personas deben permanecer en casa, en cuarentena, evitando salir a la calle. Mandetta contradice así al presidente Jair Bolsonaro, que ha criticado a la prensa por “causar pánico e histeria” y ha rechazado las medidas de emergencia puestas en marcha por alcaldes y gobernadores. El ultraderechista copió al presidente estadounidense Donald Trump al decir que la pandemia del coronavirus no puede frenar la economía. Bolsonaro ha recomendado a la población que vuelva a trabajar y sigan con su rutina normal. Sus palabras han tensionado aun más la relación con el Congreso Nacional y con los gobernadores de los Estados. Incluso el vicepresidente Hamilton Mourão, el Ejército y la gente de Bolsonaro se han apartado del presidente, que está ahora mismo aislado políticamente».

Esta noche hemos publicado un reportaje sobre profesionales de la salud en Brasil, en edad de riesgo de contraer el virus: http://cort.as/-V7Oo

Desde Buenos Aires, nuestro compañero Fede Rivas nos cuenta:

Argentina suspendió la repatriación de ciudadanos varados en el exterior. El presidente Alberto Fernández anuncio que «deberán esperar un poco» hasta que el Gobierno organice el protocolo de acogida. La Cancillería calcula que hay unos 10.000 argentinos que no podrán regresar debido a las restricciones de circulación vinculadas a la lucha contra el coronavirus. Desde el inicio del cierre de fronteras y aeropuertos, Aerolíneas Argentinas trajo de vuelta al país a unas 30.000 personas. El Gobierno estudia ahora como asistirá a todos aquellos que no aún no han podido regresar

avatar

Pablo Ferri

En su rueda de prensa de esta tarde, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha cargado contra la Unión Europea, quejándose de que no acepta los suministros médicos de EE UU, a pesar de que son, en su opinión, los mejores del mundo. Nuestra compañera Yolanda Monge ha seguido las palabras de Trump. Acabamos de publicar la nota. Rescato este pasaje:

«Trump aprovecha cualquier oportunidad para salirse del guion marcado, que básicamente debería de ser el que tiene a un país pendiente de cómo evolucionará una curva vírica mortal que hasta el momento en China, Italia y España se ha mostrado devastadora con la población».

 

Ha sido una tarde intensa para el Gobierno de Estados Unidos, que también ha criticado a sus pares chinos. Después de una reunión del G-7, el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha acusado a Pekín de ocultar datos dificultando así la lucha contra la pandemia. Aquí ouedes leer la nota: http://cort.as/-V7ON

Ojo.

Dice el subsecretario de salud mexicano Hugo López-Gatell que a partir de mañana todo el Gobierno federal suspende sus actividades, menos aquellas indispensables para la vida y la convivencia: seguridad pública, limpieza, etcétera.

Aprovecha para mandarle un mensaje al sector privado: «muchas actividades se pueden hacer fuera del espacio de trabajo. Siempre que esto sea posible, pedimos al sector privado que tome la iniciativa, como ya lo han hecho muchas compañías privadas».

Esto último justo el día en que el magnate empresarial Ricardo Salinas Pliego, decía que «la vida tiene que continuar y que el miedo es muy mal consejero. Nos han metido el miedo a morir por el virus».

El subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell, explica por qué México ha tardado en adoptar medidas para contener el virus: «Alrededor de la fecha en que México detecto el primer caso de contagio, Italia empezó a aumentar exponencialmente los suyos. Hasta que llegó un punto en que la velocidad de cambio fue extremadamente rápido (…) Lo que vemos es que a final de febrero, Italia y otros países aumentan mucho sus casos. Esto ocurre más o menos cuando aparece el primer caso de México, el 27 de febrero. La pregunta es, ¿cuándo se deben establecer medidas de mitigación? Italia lo hizo el 3 o 4 de marzo. EE UU, que empezó su crecimiento rápido de casos el 5 de marzo, puso en marcha medidas de mitigación 15 días después. Por eso, en México hemos adelantado las medidas de mitigación contempladas para la fase dos. Porque si uno se tarda ya no puede alcanzar a la epidemia».

En la gráfica, que ha presentado López-Gatell hace unos momentos, aparecen las curvas de contagio de cada país y el momento en que los países adoptan medidas de contención. En la curva de México, aparece la nueva superheroína nacional, Susana Distancia.

México acaba de actualizar las cifras de contagios y defunciones por la Covid-19. Son ya 475 casos -70 más que ayer- y seis fallecidos. De los 475, la mayoría son casos leves. Solo el 6% está en el hospital.

Duro ataque del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, al Gobierno chino a cuenta del coronavirus. Pompeo acusa a Pekín de ocultar datos dificultando así la lucha contra la pandemia. Ese ha sido el tono de sus declaraciones, después de una reunión virtual de los países del G-7, que conforman Estados Unidos, Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido.

Al Gobierno de Donald Trump le disgusta lo que a su juicio es una campaña de desprestigio orquestada desde China e Irán. “No paran de decir que proviene del Ejército estadounidense y también dicen que puede que comenzase en Italia, cualquier cosa para evadir su responsabilidad”, dijo Pompeo en entrevista hace unos dias.

Yolanda Monge cuenta  aquí todos los detalles del último capítulo del desencuentro entre ambas potencias: http://cort.as/-V7ON

Sobre el vídeo anterior, compañeros de partido del propio Barbosa ya salieron a desautorizarle, caso por ejemplo de Jesús Ramírez, vocero de la presidencia, que ha sido muy sutil:

Jesús Ramírez Cuevas

@JesusRCuevas

El #Covid19 puede enfermar a cualquier ser humano. No distingue clase social, ni raza, ni edad.

Los adultos mayores, mujeres embarazadas y enfermos crónicos tienen un mayor nivel de riesgo.

Lo mejor es quedarse en casa, y si hay que salir, tomar #SanaDistancia

A Barbosa le han llovido críticas de todos lados. Uno de los más afilados ha sido el expresidente Felipe Calderón, que le ha dicho que ya que se asume como pobre, que vaya a atender pacientes de Covid-19 al hospital. Barbosa le ha contestado hace unos minutos:

Mientras esperamos la conferencia de prensa del vocero del Gobierno mexicano sobre el coronavirus, que empezará en 35 minutos más o menos, les traigo el vídeo levantacejas del día. Lo protagoniza el gobernador del Estado de Puebla, Miguel Barbosa, de Morena, el mismo partido del presidente, Andrés Manuel López Obrador. Es de esta mañana. Preguntado por el virus, Barbosa ha dicho que los pobres son «inmunes, no como los ricos.

Argentina acaba de actualizar la cifra de contagios: son 117 nuevos casos. Así, la cuenta asciende a 502. Desde Buenos Aires, nuestra compañera Mar Centenera cuenta que por primera vez desde el inicio de la pandemia, el Gobierno informó de más de un centenar de nuevos contagios. Son ya ocho las víctimas mortales después de las dos muertes registradas hoy. Buenos Aires y su área metropolitana y la provincia norteña del Chaco son las zonas más afectadas del país suramericano, que guarda cuarentena obligatoria para intentar frenar la propagación del coronavirus. Como ya ha pasado en Brasil, Ecuador, Chile, Colombia o Estados Unidos, el crecimiento de los casos empieza a acelerarse en Argentina, como antes en Italia o España. Por otro lado, varios motines en cárceles del país sudamericano han dejado cinco muertos en los últimos días. En Colombia se ha vivido una situación parecida desde finales de la semana pasada. Solo en la cárcel Modelo de Bogotá hubo un motín que dejó 23 muertos. Acabamos de publicar una pieza sobre los motines en Argentina. La firma Mar Centenera, que cuenta: «Los internos denuncian que no reciben jabones, alcohol en gel ni otros elementos de higiene para prevenir el contagio. No pueden cumplir la distancia de seguridad porque están hacinados». La puede leer entera aquí: http://cort.as/-V7No
INSERTAR

Bolivia seguirá la senda de Argentina, Colombia, Perú y Ecuador. La presidenta, Jeanine Áñez, acaba de decretar el estado de emergencia sanitaria, que implica el cierre total de fronteras «salvo para casos de emergencia» desde la medianoche. A partir de ahora solo podrá salir un miembro de cada familia entre las 7 de la mañana y mediodía, de acuerdo a un calendario armado a partir de los dos últimos números de la cédula de identidad de cada ciudadano. Áñez ha dicho también que el Gobierno pagará las facturas de consumo de luz por los próximos tres meses, siempre y cuando estas no excedan los 120 bolivianos (18 dólares), y que pagará el 50% del consumo domiciliario de agua, también por los próximos tres meses. José Pablo Criales desde México y Andrés Rodríguez desde Bolivia están pendientes de las novedades allá.

Otro de los casos llamativos es Estados Unidos. Con 65.000 contagios y 915 fallecimientos, según la cuenta de la Universidad Johns Hopkins, el país se convierte poco a poco en el nuevo epicentro de la epidemia. Pese a ello, el presidente, Donald Trump, insiste en ponerle plazos al virus.

Nuestra compañera en Washington Yolanda Monge ha seguido la conferencia de prensa que ha ofrecido el mandatario esta tarde: «Trump se ha enfadado y ha contestado de forma muy grosera a una periodista que le ha preguntado por uno de sus últimos tuits, en el que dice que la prensa quería que el país siguiera cerrado para dañar sus posibilidades en las elecciones. Su respuesta ha sido que la prensa le persigue y quiere que fracase. En el Capitolio, demócratas y republicanos han criticado la propuesta del presidente de abrir los comercios y volver a la normalidad para Pascua, el 12 de abril».

Amanda Mars, jefa de la oficina de EL PAÍS en Washington, añade un matiz importante. «Trump no puede levantar ni imponer restricciones en los estados, salvo que lo haga a escala nacional. Es decisión de cada Estado». Así, parece que al presidente no le queda de otra que ponerse de acuerdo con los gobiernos estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *