Comienza repatriación masiva desde China por Coronavirus

1 febrero 2020
Visto: 295 veces

Numerosos países están extremando sus medidas de precaución, protegiendo sus fronteras y repatriando a sus ciudadanos para frenar la propagación del coronavirus de Wuhan, que ya dejó 213 muertos en el país y llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar emergencia internacional.

Las autoridades sanitarias chinas informaron que el saldo de víctimas mortales por la epidemia ascendía a 213 personas (al cierre del viernes), con unos 10.000 casos confirmados de contaminación y unas 102.000 personas en observación.

El embajador chino ante la ONU en Ginebra, Xu Chen, aseguró que “no hay que entrar en pánico innecesariamente, ni tomar medidas excesivas”, y señaló que “la OMS confía plenamente en China”.

Tras una reunión en Ginebra, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró el jueves la epidemia “emergencia de salud pública de alcance internacional”, después de que el organismo fuera fuertemente criticado por no haber alertado antes de la gravedad de la situación.

“Nuestra mayor preocupación es la posibilidad de que el virus se propague a países con sistemas de salud más frágiles (…) No significa que desconfiemos de China”, añadió el funcionario.

No obstante, dijo que “la OMS no recomienda y de hecho se opone a cualquier restricción” de viajes o comercio con China.

Otros países decidieron vetar la entrada a su territorio de viajeros procedentes de China, como Vietnam, Mongolia, Singapur, Israel, así como Guatemala y El Salvador -los dos primeros de América Latina en tomar esa medida-.

Primeros casos en Reino Unido y Rusia

Wuhan, una ciudad de unos 11 millones de habitantes, está literalmente aislada del mundo desde el 23 de enero, para tratar de contener la propagación de la epidemia.

En esta ciudad los hospitales siguen desbordados. Para hacer frente a este problema, se construyen dos nuevos hospitales que se prevé abrirán el 3 y 6 de febrero.

Los 56 millones de personas que viven en la zona aislada, en la provincia de Hubei, no pueden salir de la región. Entre ellos hay miles de extranjeros.

En cualquier caso, la cifra de contagiados en China continental es muy superior a las 5.327 personas infectadas en 2002 y 2003 por el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), un coronavirus que causó 774 muertes en todo el mundo hace casi 20 años, 349 de ellos en China.

Aunque la gran mayoría de los casos está en China, una veintena de países han declarado casos, sobre todo de personas que llegan de China.

En el Reino Unido, se confirmaron los dos primeros casos este viernes, ambos “miembros de una misma familia”, indicaron las autoridades.

Rusia también confirmó ayer los dos primeros enfermos por este coronavirus en su territorio y anunció la evacuación de sus ciudadanos de varias regiones chinas.

Repatriaciones

Ante la decisión de diversas líneas aéreas de suspender o disminuir sus vuelos a China, el gobierno de Pekín anunció ayer su decisión de enviar aviones para repatriar a sus ciudadanos en el exterior, en particular aquellos originarios de la ciudad de Wuhan, epicentro de la epidemia.

Esta decisión se debe a las “dificultades prácticas que ciudadanos de Hubei, especialmente los de la ciudad de Wuhan, han enfrentado en el extranjero”, expresó Hua.

Entretanto, varios países iniciaron las operaciones de evacuación de sus ciudadanos.

En Italia, que declaró el estado de emergencia, un crucero con 7.000 personas a bordo quedó en cuarentena en el puerto de Civitavecchia, cerca de Roma, por casos sospechosos de coronavirus a bordo. Las pruebas preliminares a una pasajera china descartaron la presencia de la infección.

Estados Unidos y Japón fueron los primeros países en evacuar el miércoles a una parte de sus ciudadanos. 

Un avión que transportó a 83 británicos y otros 27 extranjeros, fletado en cooperación con las autoridades españolas, aterrizó en la base aérea de Brize Norton, a unos 120 km al oeste de Londres.

Un avión francés con 200 pasajeros procedentes de Wuhan, aterrizó este viernes en el sur de Francia. Los evacuados permanecerán en observación y aislados durante 14 días, cerca de Marsella.

Otros países, como Italia, Alemania, Canadá y Blangladés, también organizan sus propias operaciones de repatriación.

Desde Ottawa se informó que unos 200 canadienses que residen en la ciudad de Wuhan han pedido asistencia consular para ser repatriados. 

Otros países como Estados Unidos, Reino Unido, Corea del Sur y Japón ya han sacado de esta región de China a sus ciudadanos. 

De los 195 estadounidenses que llegaron el miércoles a una base militar en California, ninguno presentaba síntomas del virus, pero las autoridades sanitarias decretaron una cuarentena obligatoria de dos semanas.

En cambio, en Japón, de los 206 repatriados, tres estaban infectados, que se suman a los otros ocho casos ya registrados previamente. 

Grandes empresas como Toyota, IKEA, Starbucks, Tesla, McDonald’s y el gigante tecnológico Foxconn decidieron suspender de forma temporal su producción o cerrar sus tiendas en China./AFP

Mientras tanto, los países africanos están trabajando para evitar un brote de la cepa del coronavirus de rápida propagación, mientras las autoridades sanitarias advierten que los países pobres están muy mal equipados para combatir la mortífera enfermedad. Varios países africanos pobres han sufrido recientemente brotes virales y están muy conscientes de la amenaza. /AFP

El caso colombiano   

La Cancillería colombiana informó que ya se dispuso de los recursos necesarios para evacuar a los 14 connacionales que permanecen en la ciudad china de Wuhan.

“La primera etapa de apoyo será por vía terrestre, que correrá por cuenta del Gobierno colombiano, con el desplazamiento a una provincia vecina que no está cerrada por la cuarentena generada por la presencia del novel coronavirus”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Y agregó que con las autoridades de la zona de traslado se tiene acordada una cuarentena de dos semanas para el grupo de colombianos. “Durante ese período ya se tienen hoteles definidos, también pagados por el Estado colombiano y revisiones médicas que correrán por cuenta del Gobierno chino. Al terminar la cuarentena y si están bien, podrán viajar al lugar de su preferencia”, señaló la Cancillería.

Y para los que deseen regresar al país, “se ha establecido una segunda etapa donde, si pueden viajar, se les ayudaría con tiquetes aéreos hasta Colombia”, agregó la comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *