El cristal “indestructible” del nuevo vehículo de Tesla se rompe en plena presentación

23 noviembre 2019
Visto: 322 veces

 

El magnate y emprendedor sudafricano Elon Musk presentó este jueves en Los Ángeles el Tesla Cybertruck, el nuevo vehículo eléctrico de la casa. Una de las cualidades que Musk quiso destacar de su nuevo coche es la “indestructibilidad” de los cristales blindados utilizados en las ventanas. Para demostrar su resistencia, el magnate pidió a su colaborador Franz von Holzhausen que lanzase una bola metálica contra una de las ventanillas. Inesperadamente, el impacto fracturó el cristal.

“Quizás ha sido demasiado fuerte”, bromeó Musk mientras se escuchaban risas en el auditorio donde se presentaba el prototipo. En un segundo intento, el colaborador de Tesla arrojó la misma bola de acero contra otra de las ventanillas. Y esta también se rompió. Musk, que previamente había descrito al vehículo como un coche del futuro, «al estilo Blade Runner«, intentó minimizar el incidente con una broma: «Bueno, no está mal, hay margen de mejora».

Musk explicó tras el incidente del cristal que en las pruebas previas el blindaje había resistido a todo tipo de impactos. «Lanzamos llaves inglesas, lanzamos todo tipo de cosas, incluso lanzamos un lavadero, y no se rompió. Por alguna razón un poco rara se rompió esta noche, no sé el porqué», comentó, visiblemente incómodo. Musk continuó luego la presentación, con el vehículo con los cristales rotos en el escenario. Las imágenes del incidente se hicieron rápidamente virales en las redes sociales. Lo que sí resistió fue la carrocería, que fue golpeada con un mazo sin sufrir daños aparentes.

Se espera que el Cybertruck llegue al mercado estadounidense a finales de 2021. Su versión más sencilla arrancará con un precio de 39.900 dólares, pero puede alcanzar los 70.000. Los interesados en el vehículo, que mide casi seis metros de largo, pueden reservarlo en la web de Tesla por tan solo 100 dólares, aunque aún no hay fecha de lanzamiento para el resto de los países.

Entre las novedades que incorpora, además de los cristales «indestructibles», se encuentran una autonomía de 805 kilómetros y una pantalla táctil de 17 pulgadas. En su modelo más potente, el nuevo coche acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 2,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 210 km/h. Musk explicó que el modelo está inspirado en el coche submarino que apareció en la película de James Bond La espía que me amó en la década de los setenta.

Video insertado

Los inversores de Wall Street han recibido con recelo el nuevo pickup de Tesla, y las acciones de la compañía han llegado a caer un 6%. Los títulos de la compañía liderada por Musk abrieron la sesión con un valor de 340,2 dólares (308,4 euros) —un 4,12% menos respecto al cierre del día anterior— y, tras dos horas de negociación, se situaban en unos 333 dólares (301,8 euros), informa Europa Press.

Lo que preocupa a los inversores de Wall Street no es el incidente del cristal, sino que dudan de que el automóvil, debido a su aspecto poco usual, vaya a generar entusiasmo entre los compradores de este tipo de vehículos, especialmente en Estados Unidos. El modelo “se aleja de los compradores principales de camionetas”, ha dicho Gene Munster, socio gerente de la firma de capital de riesgo Loup Ventures. “Un contratista no va a aparecer en un sitio de trabajo en esta camioneta. Aun así, Tesla venderá algunas”, informa Bloomberg.

No es la primera vez que el comportamiento excéntrico de Elon Musk ha afectado a su empresa. El año pasado decidió fumar marihuana en el programa americano The Joe Rogan Experience, lo que causó una caída del 6% del precio de las acciones de Tesla y la salida de dos ejecutivos de la empresa.

 

Información de: el País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *