Crisis e inseguridad  genera aumento de robos a domicilio

11 septiembre 2019
Visto: 545 veces

 

 

Las estadísticas a nivel nacional indican un drástico aumento en los casos de robo a domicilio, existen entidades donde la problemática se acentúa como lo es en Guerrero, Puebla y Ciudad de México, si bien los datos no resultan tan alarmantes también Coahuila se ha visto afectado por dicho fenómeno, la ventaja es que en nuestra entidad generalmente los robos no se ejecutan con violencia y los ladrones operan bajo circunstancias de oportunidad. se presupone que algunas bandas provenientes del sur del País están comenzado a actuar en ciudades como Saltillo.

El modus operandi se es más sofisticado y ante ello la presunción de que los delincuentes provienen de otras entidades, la utilización de mujeres dentro de las bandas delictivas es común, su actividad principal radica en actuar como informadores y vigilantes, realizan su actividad durante semanas, no necesariamente es gente que transita a pie sino que en muchos casos utilizan automóviles que son incluso de reciente modelo.

Rondan por semanas las zonas escogidas, vigilan y toman nota de la actividad realizada por los propietarios, sus atracos no son al azar y procuran correr los mínimos riesgos, los robos son perpetrados en menos de 20 minutos, saben con precisión donde y que buscar, prácticamente actuar con una inteligencia delictiva, en las últimas semanas colonias al norte han sido robadas, en colonias como la Republica la incidencia es también significativa.

Es tanta la pericia teniendo identificado el domicilio que pretenden robar incluso pueden investigar datos de sus habitantes ello para tener coartada en caso de que algún vecino los interrogara pues al dar el nombre y hacerse pasar como familiares, notificadores o autoridad mantienen una coartada perfecta, al llegar a los domicilios generalmente en auto de buen modelo tocan a la puerta por lapsos de dos a tres minutos y ello de manera insistente, al asegurarse que en la casa no están sus habitantes realizan el robo, las herramientas que utilizan son eficaces, realmente los destrozos son mínimos y los perpetradores tienen conocimiento o experiencia en forzar cerraduras, sus artículos de interés son el efectivo, las joyas, computadoras y aparatos electrodomésticos que estimen de valor.

En la mayoría de los casos la gente no denuncia y ello agrava la situación pues dificulta  que las autoridades establezcan patrones de operación, incrementen la vigilancia o tengan noción de los asaltantes.

Evite dejar correspondencia que pueda revelar sus datos, sugiera a los vecinos que no den información de los nombres de quienes habitan en sus alrededores, tome nota de características y placas de cualquier auto que transite por su colonia o pase por repetidas ocasiones por su domicilio, no confíe en la buena apariencia de quien toca a su puerta, los últimos atracos realizados según se visualiza en cámaras de vigilancia revelan a personas bien vestidas, con apariencia de oficinistas, no confíe por el hecho de que sean mujeres pues acostumbran hacerse acompañar por personas del sexo femenino, no sea rutinario respecto al encendido de luces o acomodo de sus objetos a la vista, recuerde además que la mayoría de los  robos se cometen a plena luz del día en horarios de entre las 10 y la 1 Am  así como de forma vespertina entre las 4 y las 6 de la tarde.

Aun y cuando no le hubieran alcanzado a robar y todo quedara en un intento proceda a denunciar, aumente las precauciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *