Así están 20 años después los septillizos más famosos del mundo

6 julio 2019
Visto: 311 veces

 

Se han graduado de la escuela secundaria y la universidad, han comenzado carreras e incluso se han casado durante este tiempo. Dos décadas después, la decisión de seguir adelante con el embarazo para dar a luz a sus septillizos ha demostrado ser digna. Los padres al mando de la familia de los 10, Kenny y Bobbi, tienen mucho de lo que estar orgullosos. Como padres agradecidos por la gran cantidad de apoyo que recibieron durante y después del embarazo, ahora están tratando de devolver el favor que recibieron hace 20 años. Ahora que todos sus hijos han salido de casa, están centrados en un proyecto genial. Así es la vida de la familia numerosa en la actualidad…

Noticias inesperadas

En 1997, Kenny y Bobbi McCaughey recurrieron a un tratamiento médico de fertilidad para tener más hijos. Sin embargo, cuando asistieron a su chequeo estándar después de su tratamiento, recibieron noticias inesperadas.

Noticias inesperadas

Y es que fue un momento para la historia. Cuando su médico realizó una ecografía, en lugar de solo ver un embrión, ¡se dio cuenta que había siete! A Kenny y Bobbi les dijeron que estaban esperando septillizos, lo cual es extremadamente raro.

Decisiones difíciles

Si bien los gemelos, e incluso los trillizos, son un resultado común de someterse a un tratamiento de fertilidad para muchas parejas, los septillizos se salen de lo ordinario, y Bobbi y Kenny nunca imaginaron algo semejante.

Decisiones difíciles

Debido a las complicaciones de tener siete bebés en el vientre de Bobbi, la pareja se enfrentó a algunas decisiones serias que debían tomar, lo cual podría llegar a suponer una cuestión de vida o muerte tanto para Bobbi como para los bebés.

Siete de miedo

Al escuchar la noticia de siete embriones creciendo en el vientre de Bobbi, Kenny se mostró incrédulo. Incluso tuvo que preguntarle al médico una vez más “¿Cuántos?” por si había escuchado mal y, por supuesto, el médico respondió: “siete”.

Siete de miedo

Sin embargo, en lugar de estar encantado con las noticias que él y su esposa estaban esperando, su respuesta automática fue “No, no, no, no. ¿Es en serio?” La mayoría de parejas ni siquiera tienen siete hijos en total, ¡y mucho menos a la vez!

Terror en estado puro

Las emociones, obviamente, superaron a Kenny en el momento de escuchar que su esposa estaba embarazada de septillizos, y la pareja recordó que ambos experimentaron “puro terror” ante la idea de tantos niños.

Terror en estado puro

Sin embargo, así estaban las cosas, y ahora correspondía a la pareja encargarse de una decisión muy difícil en las próximas semanas. Era el momento de enfrentar la situación cara a caray trabajar en equipo para decidir qué iban a hacer al respecto.

Y justo cuando las cosas parecían ir bien…

La pareja ya tenía una hija llamada Mikayla, pero antes de nacer, tuvieron dificultades para concebir. Anticipando que las cosas podrían ser aún más complicadas la segunda vez, recurrieron al tratamiento de fertilidad.

Y justo cuando las cosas parecían ir bien…

Sin embargo, nunca esperaron un embarazo de siete, y la situación en la que se encontraban ahora era más difícil de lo que pensaban. Esta vez, Bobbi también estaba creciendo mucho más rápido con su embarazo, y esto causaría muchos problemas.

El verdadero reto, ante sus ojo

Todas las mujeres embarazadas conocen los cambios y dolores que un embarazo puede causar en tu cuerpo, ¡pero Bobbi los estaba experimentando por siete!

El verdadero reto, ante sus ojos

La pareja había llegado a un acuerdo con la perspectiva de una familia numerosa y estaba disfrutando la alegría de convertirse en padres una vez más, pero no era tan simple como esperaban. El costo físico que el embarazo estaba teniendo en una pequeña Bobbi estaba planteando una nueva serie de complicaciones.

Rezar, lo único que queda

A medida que avanzaba el embarazo, Bobbi no solo se enfocaba en superar los dolores. Como pareja, los futuros padres tenían mucho en mente acerca de los cambios que enfrentarían al dar la bienvenida a los septillizos.

Rezar, lo único que queda

Como futuros padres de ocho, y familia de diez, la pareja empezaba a considerar los altos costos financieros de una familia tan numerosa. Sin embargo, los McCaughey decidieron recurrir a la oración para guiarlos en su futuro, que actualmente era incierto.

Reflexión profunda

Mientras recurrían a la oración como guía, se encontraron con una decisión crítica por hacer a la que debían llegar juntos. Durante su embarazo, Bobbi necesitaba vigilancia en todo momento.

Reflexión profunda

En ese tiempo, los McCaugheys revisaron todas las posibles opciones sobre las que se les había dicho o aconsejado. Desde el inicio del embarazo, los médicos informaron a la pareja sobre la controvertida elección de la “reducción selectiva” que podría ser una posibilidad para ellos.

Everyone Weighing In

Como era de esperar, a estas alturas, la pareja había captado la atención de los medios de comunicación y su historia se había vuelto popular debido a la rareza de su embarazo.

Everyone Weighing In

Todos tenían sus opiniones sobre lo que deberían hacer los McCaughey. La atención se centró principalmente en los embriones que tenían más probabilidades de sobrevivir, y dudaban de que pudieran acoger a siete niños. Sin embargo, la pareja tomó una decisión arriesgada que ciertamente sorprendió a muchos.

Su decidion

La pareja decidió deliberar en privado sobre el asunto, sin dar demasiada importancia a lo que los demás opinaban al respecto. Después de sopesar los diferentes resultados, finalmente tomaron una decisión sobre la reducción selectiva.

Su decidión

Como cristianos devotos, su decisión fue relativamente simple para ellos, y rechazaron la opción de reducción selectiva y decidieron dejar todo “en manos de Dios”. Los instintos maternales de Bobbi también le guiaron en su percepción de que todo saldría bien.

From Opinions To An Outpour Of Support

Su decisión de continuar con el embarazo completo abrió una discusión generalizada y, aunque el público no brindó su apoyo unánime, la pareja se mantuvo confiada.

From Opinions To An Outpour Of Support

Bobbi explicó: “Al principio, por cada diez cartas que recibíamos que estaban felices por nosotros, recibíamos una carta que nos acusaba de explotar a los niños y de ser egoístas por desperdiciar los recursos del mundo en una familia tan grande”. Sin embargo, el apoyo superó con creces al odio, y ellos estaban encantados

El momento de la verdad

Al acercarse la fecha del parto, la pareja consultó con su médico la mejor manera de dar a luz a sus bebés. Bobbi se sintió bien hasta la semana 28, cuando de repente sintió un cambio.

El momento de la verdad

Con solo 30 semanas de embarazo, Bobbi tenía 55 pulgadas alrededor de la cintura, que es el doble del tamaño de un embarazo completo de 40 semanas. Bobbi fue trasladada al hospital el 19 de noviembre de 1997. Se puso de parto nueve semanas antes y 40 médicos especialistas estuvieron en la sala para ayudar.

¡Familia de 10!

Si bien nadie podía predecir lo que estaba a punto de ocurrir, contra todo pronóstico, el parto “no fue caótico”. Los siete bebés nacieron a solo seis minutos uno del otro por medio de una cesárea, y toda la habitación se llenó de lágrimas.

¡Familia de 10!

Las próximas horas y días serían cruciales para la supervivencia de los septillizos. Bobbi y Kenny habían elegido la lista de nombres con antelación y se convirtieron los orgullosos padres de Kenneth Jr., Alexis, Natalie, Kelsey, Nathan, Brandon y Joel.

Los bebés llegan al hogar

Los recién nacidos eran todos de tamaño prematuro, pesaban de 1 kg a 1,5 kg y permanecieron en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital. Pasaron tres meses y diez días hasta que los bebés McCaughey finalmente pudieran irse a casa.

Los bebés llegan al hogar

Alexis y Nathan nacieron con parálisis cerebral, más allá de esto, los siete demostraron estar saludables. Había llegado el momento para empezar su vida juntos para los 10. Se convirtieron en los primeros septillizos en sobrevivir durante los años de infancia.

Alejados de la fama

Pese a su fama mundial, Kenny y Bobbi habían rechazado muchas solicitudes de entrevistas en los medios de comunicación cuando los septillizos cumplieron diez años.

Alejados de la fama

La familia McCaughey recibió una carta de los famosos quintillizos Dionne de Ontario, quienes aconsejaron a la pareja que evitara los focos y los peligros de la fama. Solo había una excepción. Cada año, la familia invitaba a Dateline a transmitir un especial de cumpleaños que daba al público, que había estado siguiendo esta historia, un vistazo a la vida de la familia.

Reaching Milestones

Cuando los septillizos cumplieron 13 años en 2010, comenzaron un nuevo proyecto. Se les pidió que filmaran un documental para TLC, y su show se emitió un mes después de que los adolescentes apagaran sus 91 velas juntas.

Reaching Milestones

A partir de ese momento, los adolescentes seguirán cumpliendo con sus sueños y cosechando logros. Los septillizos fueron a la escuela secundaria, consiguieron su carnet de conducir, fueron a la universidad, ¡Bradon incluso se unió al ejército! Y eso no es todo…

Estudios superiores

De hecho, cuando las noticias sobre el nacimiento de los septillizos llegaron a los medios de comunicación, uno de los generosos regalos fue una educación universitaria gratuita para cada uno de los siete hermanos.

Estudios superiores

El estado de Iowa ofreció becas a cualquier universidad estatal de su elección y la Universidad Hannibal-LeGrange de Missouri también otorgó educación terciaria gratuita a los adolescentes. Kenny Jr. y Alexis eligieron quedarse cerca de casa y asistieron al Des Moines Area Community College, y Natalie, Kelsey, Nathan y Joel eligieron la Universidad Hannibal-LaGrange.

Al día con los septillizos

¡A pesar de sus dudas iniciales cuando escucharon por primera vez que darían la bienvenida a los septillizos en el mundo, Kenny y Bobbi hicieron que toda la experiencia pareciera fácil!

Al día con los septillizos

Nunca se vieron superados por la situación y obstáculos que la familia enfrentó, juntos. “Es divertido ver el trabajo recompensado”, exclamó Bobbi. Incluso con todo el caos en el hogar, la hija mayor, Mikayla, logró encontrar su propósito en la familia, fue a la universidad, se casó y tuvo su primer hijo. En cuanto a los septillizos…

Así están ho

Dos décadas después, los McCaughey siguen haciendo historia. Hace menos de dos años, se convirtieron en los primeros septillizos en cumplir 20 años.

Así están hoy

A pesar de que crecieron como ‘los spetillizos’, han labrado sus propios caminos individuales. El hijo mayor Kenny Jr. lanzó un negocio de carpintería; Brandon se casó en julio pasado; Alexis está siguiendo una carrera en educación infantil y Natalie y Kelsey están terminando sus estudios universitarios. Mientras tanto, Nathan y Joel se están especializando en informática.

Nada que cambiar

Muchas personas se preguntan qué sucederá cuando los septillizos comiencen sus propias familias, aunque no tengan mayor probabilidad de tener un parto múltiple.Ya que fueron concebidos a través de un tratamiento de fertilidad y no una tendencia genética, ¡probablemente no terminen teniendo septillizos!

Nada que cambiar

Kenny y Bobbi siguen muy en contra de la reducción selectiva y no habrían cambiado nada. Bobbi dijo: “Ven a nuestra casa y dime cuál de los cuatro no debería haber tenido”. Estos padres orgullosos están haciendo grandes cosas ahora que sus niños son mayores…

Recibir y dar

Ahora que todos los niños han abandonado el nido, Kenny y Bobbi han decidido reducir su hogar. La familia anunció que habían vendido su casa a la organización sin fines de lucro de Iowa Ruth Harbor, que se centra en ayudar a proporcionar vivienda para madres jóvenes con embarazos no planificados.

Recibir y dar

Bobbi explicó: “Hemos sido bendecidos al recibir un regalo tan maravilloso, y nada nos complacería más que la idea de que nuestra casa se use como un lugar de refugio para otros necesitados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *