Domingo de Leyendas. La ‘maldición’ de la familia Puebla

2 junio 2019
Visto: 494 veces

 

Hace ya más de 34 años, que la maldición en el ejido de Piedra Blanca, de Parras de la Fuente, en Coahuila, marcó a la familia Puebla. Seis miembros de la familia han muerto atropellados en circunstancias y fechas similares. En la carretera 40 a pocos metros de su hogar han muerto 5 de los 30 integrantes de la familia.

La maldición comenzó en 1981 cuando a “Chachín”, un niño de 12 años le cayó un poste de luz encima. En pleno velorio del niño alguien llegó gritando a Piedra Blanca que habían atropellado al abuelo, y así fue. José Puebla, de 96 años, murió en el kilómetro 102+100; coincidentemente 35 años más tarde el más chico de sus nietos moriría atropellado en el mismo lugar.

Manuel Puebla fue el siguiente. El nieto más parecido al abuelo, por gruñón y callado, falleció el día que rompió su abstinencia de alcohol. Fue atropellado en la vía 40 el 27 de agosto del 94. Su hermano, Ricardo, aseguró a su mamá que él sería el siguiente en la lista, y sucedió.
El 28 de octubre del año 96 un camión arrolló a Ricardo, el velador circulaba en bicicleta rumbo al pueblo y para la familia, esa vez tampoco hubo justicia. Diez años después, Margarita, esposa de uno de los Puebla, también murió atropellada en esa carretera, a sus hijas un brujo les aseguró que morir atropellados sería el destino de la familia.

Fue el 28 de agosto de 2016 cuando la muerte visitó nuevamente a los Puebla. Exactamente en el lugar donde murió el abuelo, murió José “Zamorita” Puebla, quien quedó tendido sobre la carretera. El menor de la familia vistió de luto por última vez, hasta el momento, al ejido Piedra Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *