Jabón de aloe vera efecto hidratante.

7 noviembre 2018
Visto: 158 veces
  • 1 taza de aceite de oliva o de coco (220 g)
  • 3 cucharadas de sosa cáustica (30 g)
  • 6 ½ cucharadas de agua destilada (65 ml)
  • 3 cucharadas de aloe vera (fresco o envasado) (45 g)
  • 15 gotas de aceite con esencia.

Qué utensilios necesitaremos?

  • Un molde para jabón, o bien la base de una botella de plástico.
  • Gafas de protección para manipular la sosa cáustica.
  • Batidora de mano.
  • Cazuela.
  • Recipiente de cristal.
  • Cuchara de madera.

¿Cómo lo elaboramos?

  • Nos pondremos las gafas y, con mucha precaución, colocaremos el recipiente de cristal en el fregadero.
  • Echaremos en el recipiente, primero, la sosa cáustica y, después, el agua destilada.
  • Tendremos cuidado para evitar salpicaduras.
  • Como este proceso genera vapores, lo dejaremos enfriar.
  • Ventilaremos la cocina o el lugar donde estemos.
  • A continuación pondremos el aceite de oliva o de coco en un cazo, a fuego lento y, cuando esté un poco caliente, a unos 40 ºC, lo apartaremos del fuego, lo mezclaremos con mucho cuidado con la sosa cáustica y lo batiremos bien.
  • Debemos tener cuidado, una vez más, para evitar salpicaduras.
  • Lo batiremos hasta que tenga la consistencia de un gel.
  • En este momento, y sin esperar a que se enfríe, añadiremos el aloe vera y los aceites esenciales, y mezclaremos bien.
  • Introduciremos esta mezcla en el molde y lo cubriremos con una toalla para que mantenga el calor y se lleve a cabo el proceso de saponización.
  • Lo dejaremos reposar hasta que se enfríe, entre 12 y 24 horas.
  • Una vez frío ya lo podremos desmoldar.
  • Lo mantendremos en un lugar fresco y seco para que se endurezca y madure, entre un mes y medio y dos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *