Poli-Cosas

10 octubre 2018
Visto: 323 veces

Screenshot_2016-01-03-14-27-54-1-e1451852967965672

 

 

Se enreda un poco Salvador Hernández Vélez Rector de la UA d C, entre no meter las manos a la lumbre por nadie y no atizar el fuego como dijo una cosa igual cito otra, en resumen ya la auditoria habría señalado deficiencias contables pero nada cito de las dudosas empresa a quienes se contrataron importantes sumas, si bien es cierto que una cosa es el domicilio fiscal y otro el comercial siempre que algo se encuentre en un terreno valido o una casa en ruinas deja mucho de qué hablar.

Al final este asunto podría tener más picos que una custodia y como ya se dijo el tema continuara.

Muy impactantes las declaraciones de un joven respecto a las vejaciones de que fue objeto, el implicado un familiar cercano, un problema recurrente y que debería tener doble sanción por el abuso de la confianza que además representa, el problema no solo atañe al joven pues su tío político además dirige una guardería o kínder ( Antes Mundo Mágico ) hoy “ Institución Educativa Aldama” Sin duda muchos padres de familia estarán viviendo un suplicio al enterarse de la noticia pues sus hijos pudieran haber sido también víctimas y ante ello pasar por todo el trauma  que narra  Rolando , en verdad su postura denota una valentía, nada fácil debe ser para él narrar y denunciar públicamente lo sucedido pero sin duda ese paso podría ayudar a que no continué ocurriendo.

Algunos analistas económicos aseguran que en Saltillo se está viviendo un crecimiento comercial artificial, gente con dinero se encuentra construyendo edificios, plazas comerciales, centros de negocios, comercios y otros proyectos que de cierta forma superan la verdadera demanda o la capacidad adquisitiva, por citar un ejemplo el exceso de restaurantes está generando que los ingresos o ganancias de los ya existentes disminuyan, en igual forma la ausencia de mano de obra, meseros y cocineros encarece los costos para contar con personal, caso semejante sucede con el exagerado número de plazas comerciales donde solo los constructores inmobiliarios resultan ser los que ganan inflando los precios y generando falsas expectativas de negocios pues en realidad no existen clientes para tantos comercios, además encarecen los precios de las rentas y al final quienes invierten en dichos locales perderán dinero, según anticipan en pocos años Saltillo podría correr la suerte de ciudades como Detroit.

Según se rumora las grandes obras que quiera hacer el Presidente y que impliquen miles de Millones ya no deberán ser licitadas, de ser cierto significaría otro duro golpe a todos esos que pensaron en el cambio verdadero y la esperanza de México, según AMLO plantea entregar contratos de forma directa a quien a él le plazca, nada de perder el tiempo concursando o revisando, ahora dar obras quedara bajo la protestad del Presidente, años tratando de cambiar las cosas y ahora con un tornar de dedos caer en un retroceso de al menos 4 declaradas, bendito país y bendita inocencia de quienes creyeron en este tipo.

A mi mis timbres a dios rogando y con el mazo dando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *