El escándalo de NXIVM obliga a Emiliano Salinas a abandonar la organización en México

13 abril 2018
Visto: 156 veces

hijo-de-carlos-salinas-1024x576

 El escándalo judicial que rodea al grupo NXIVM (nexium) y a su líder, Keith Raniere, ha obligado a dimitir a los directores en México del programa de superación personal Executive Success Programs (ESP). Emilio Salinas,  hijo del expresidente mexicano Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), y Alejandro Betancourt Ledesma han abandonado la oscura asociación dirigida por un estadounidense que está por ser juzgado en Nueva York por trata de personas y asociación delictuosa. “Hemos decidido ceder la dirección de esta firma en el mercado mexicano”, explicaron Salinas y Betancourt en un escueto comunicado dirigido a los miembros de ESP y a la opinión pública.

Salinas y Betancourt abandonan la dirección del capítulo mexicano de ESP tras 15 años de “operación exitosa” de un programa dirigido a la élite nacional y que tenía entre los recipientes del taller a miembros de familias poderosas. Ambos también consideran concluidas las relaciones profesionales y económicas con el corporativo NXIVM en Estados Unidos y sus entidades relacionadas.

Los exdirectores de ESP no explican en su comunicación las razones de su marcha. Sin embargo, la noticia se da dos semanas después de que México deportara a Estados Unidos a Keith Raniere. El fundador de ESP y NXIVM, de 57 años, fue detenido el 25 de marzo a las afueras de Puerto Vallarta, en el Estado de Jalisco. Las autoridades de Estados Unidos lo buscaban por la declaración de ocho mujeres que lo acusaban de formar un grupo secreto conformado entre 15 o 20 mujeres que eran obligadas a tener sexo con él y forzadas a reclutar nuevas esclavas sexuales para crece esta estructura piramidal.

Raniere, quien organizó durante más de 20 años los talleres de ESP, también ha sido acusado de vejar a las integrantes de este grupo, conocido como DOS. Algunas de las víctimas fueron marcadas como ganado con un símbolo hecho con las letras KR, las iniciales de Keith Raniere. Este grupo operó en Nueva York, Canadá y México, según la acusación del Departamento de Justicia.

Salinas Occelli defendió a Raniere tras su detención. El exdirector en México de ESP manifestó en otro comunicado su “confianza” en que la justicia de EEUU ratificaría “en el corto plazo la inocencia de Keith Raniere”. El líder de NXIVM comparecerá este viernes a las 14.00 ante una corte federal en Brooklyn, donde escuchará de boca de un juez los cargos que se le imputan.

Las autoridades judiciales han tratado a NXIVM como una secta. El grupo opera principalmente en secreto. Sus participantes están obligados a firmar contratos de confidencialidad para no revelar el contenido de sus programas. Pero el grupo también cumplía ritos particulares. En agosto, los miembros de NXIVM pagan más de 2.000 dólares para reunirse en Silver Bay, Nueva York, y celebrar la semana Vanguardia, como se le llama a Keith Raniere. Este homenaje coincide con el cumpleaños del líder de la organización, el 26 de agosto.

Una investigación reciente publicada por Buzzfeed News México afirmó que Emiliano Salinas y Alejandra González Anaya, la hermana del secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, eran socios junto a Raniere en la empresa Ánima. Esta compañía ha conseguido en la última década varios contratos del Gobierno mexicano para organizar grandes eventos públicos como las celebraciones del Bicentenario en 2010 y los Juegos Panamericanos de Guadalajara, en 2011. La investigación de Buzzfeed revela que tras la detención de Raniere, Ánima trató de ocultar su participación en la empresa, de la cual era accionista. Tras la caída del líder de NXIVM, muchos en México comienzan a renegar de alguien a quien siguieron fielmente.

Información de: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *