Dar un buen apretón de manos hará que la gente te recuerde

7 agosto 2017
Visto: 177 veces

shaking-hands-777x437

Dicen que la primera impresión cuenta mucho y sí, especialmente cuando saludamos por primera vez a alguien. Según los neurocientíficos, dar un buen apretón de mano hace que los demás tengan una impresión duradera de ti.

En la antigüedad, el apretón de manos era una manera para que la gente demostrara que estaban desarmados. Actualmente, un apretón de manos transmite una voluntad por parte de ambas partes de tener una conversación segura y productiva.

En los negocios, se estrechan la mano todo el tiempo. A diferencia de muchas señales de lenguaje corporal que analizamos cuando nos encontramos con alguien por primera vez, el apretón de manos implica contacto físico. La manera en que estrechas la mano con alguien, y la forma en que te corresponderá, da señales sobre las interacciones a seguir.

Los neurocientíficos han confirmado que un apretón de manos adecuado tiene el poder de promover la positividad entre las personas que participan en el comportamiento, así como los observadores. Un apretón de manos confidente aumenta el interés de una persona en la interacción, reduce asociaciones negativas, y comunica en un nivel más profundo que un intercambio verbal.

Es importante tener en cuenta que los apretones de manos no siempre son gestos amistosos. En algunos casos, son juegos de poder en los que un agarre agresivo sirve como una forma de manipular a otra persona para que escuche o se someta.

Cuando eres tú el que da el primer paso al apretón de manos, harás que la otra persona se sienta segura. El iniciador del gesto demuestra confianza. Normalmente, la persona con más poder iniciará el apretón de manos. Si desea mostrar respeto a la persona con la que se está reuniendo, quizás desees esperar a que sea el otro quien comience la moción.

Cuando usted estás en una entrevista de trabajo o estás a punto de participar en una negociación, puedes dejar que otros sepan que eres una persona confiada al extender tu mano primero. Para una audiencia más conservadora, es mejor esperar a que la otra de el primer paso.

Si no quieres imponer poder, trata que las palmas queden a la misma altura. A pesar de que el apretón de manos es una interacción breve, cada persona puede pasar una gran cantidad de información a la otra a través de ella. Es importante prestar atención a los pequeños detalles para que la otra persona pueda leer su intención.

Por ejemplo, para asegurarse de que el gesto transmite igualdad y respeto por la otra persona, asegúrate de mantener las dos palmas en posición vertical.

Cuando la palma de una persona está hacia abajo en un apretón de manos, significa que la persona tiene la ventaja y está tomando el control. La palma hacia arriba es sumisa en este intercambio. La persona con la mano hacia abajo puede empujar la mano sumisa hacia abajo aún más si la persona está tratando de afirmar la dominación. Cuando ambas palmas permanecen verticales, envía el mensaje de que ambos están en terreno igual.

Información de: SDP Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *