6 TIPS PARA RECUPERAR LA ENERGÍA

6 julio 2017
Visto: 195 veces

Captura de pantalla 2017-07-06 a la(s) 2.38.07 p.m.

Lo que comes

El principio de todo se encuentra en la dieta. ¿Cómo es la tuya?, ¿balanceada?, ¿rica en azúcares?, ¿monótona?, ¿sabrosa?, ¿incluyes frutas y verduras?

Inicia desayunando, pero no sólo ingieras pan y alguna bebida, sino incluso una comida completa (un sándwich, un té sin azúcar y fruta, por ejemplo, pues éste te prepara para el resto del día y te provee de la energía que necesitas para realizar tus actividades).

El sueño

Lo que pasa mientras dormimos es increíble. La ciencia indica que cada fase del sueño está implicada en cómo funcionamos en el día: durante el sueño profundo se produce la restauración física y durante el sueño REM se recobra la función cognitiva, que son los procesos de aprendizaje, memoria y concentración. Para rendir, debes dormir entre 7 y 8 horas todos los días, sin distractores cerca.

Toma agua

Estar bien hidratado se refleja en una sensación de bienestar general y contribuye a “tener pila” todo el día. Se sabe que una leve deshidratación afecta al cerebro (que es 75% agua) al punto del dolor y el mareo (ojo, si sientes sed es porque no estás bien hidratado).

Normalmente no deberíamos sentir sed, pues con el consumo regular no tendría por qué aparecer esta sensación. Bébela al despertar y antes de dormir o comer algo. Consejo: hidrátate con el 80% de agua natural y, el resto, con bebidas como té, café, leche, sopas y caldos.

Evita las bebidas energizantes

Aunque su nombre indique que su consumo te dará energía, ésta será sólo de manera temporal, y en cambio su abuso podría afectar al sistema nervioso central, debido a su combinación de edulcorantes, colores artificiales, cafeína, taurina y otros estimulantes.

Y respecto al café

La cafeína estimula el sistema nervioso, haciendo que estemos más alertas y concentrados, seamos más rápidos, tengamos mayor resistencia y nos cansemos menos. El organismo lo absorbe en unos 30 minutos y sus efectos duran entre 2 y 5 horas. Sin embargo, no hay que rebasar las 3 tazas, pues ocasionan sobreestimulación, insomnio, ansiedad y taquicardia.

Haz ejercicio

La “medicina mágica” para muchos malestares y padecimientos es practicar alguna actividad física. Con 30 minutos diariamente puedes obtener beneficios en tu salud e incrementar tu capacidad de concentración y niveles de energía, pues ejercitarse despierta los niveles de adrenalina del cuerpo y lo pone en estado de alerta. Además, hace que se liberen serotoninas, sustancias que impulsan la sensación de bienestar. Recuerda comer algo antes y después de su práctica y no sobreejercitarte.

Información de: Cocina Fácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *