Brutalidad Policiaca en Coahuila

8 enero 2017
Visto: 273 veces

unnamed

Los últimos acontecimientos suscitados en Monclova han dejado ver lo que desde hace tiempo se viene comentando respecto a la brutalidad e ilegalidad con la actúa el brazo armado del Gobernador de Coahuila, quejas ciudadanas que van desde la siembra de droga para incriminar inocentes hasta el homicidio de inocentes.

En los vídeos que circulan en redes sociales los comentarios ciudadanos reflejan la verdad de este cuerpo armado, sujetos prepotentes sin ningún recato por los derechos humanos, cuando se observa la actitud de los policías se comprende la farsa que significan las pruebas de control y confianza mismas que no garantizan nada, sujetos que actuad con una violencia casi salvaje o animal no pueden calificarse como elementos preparados ni convenientes para proteger y servir al ciudadano.

En los vídeos se puede observar la manera brutal y la saña con que golpean, patean y hieren a ciudadanos ya sometidos, ciudadanos que se manifiestan en uso de un derecho constitucional y que su único delito es mostrar inconformidad ante los abusos del Gobierno., Parece mentira  que presumiendo ser abogado Rubén Moreira ordene este tipo de actos ilegales y contrarios a derecho, ordenar y detener a ciudadanos sin mediar una orden de un juez constituye un delito, hoy por desgracia nos gobiernan y nos cuidan delincuentes que actúan en total impunidad.

La comisión de los derechos Humanos en Coahuila no es otra cosa que otra dependencia oficial donde nada se mueve si no existe la autorización del Gobernador, títeres que cobran y gozan del erario sin otra obligación que obedecer lo que les indiquen desde palacio rosa, ellos deberían estar ya en el lugar de los hechos e impedir estos abusos, pero su única manifestación al momento es decir que investigaran y que en su caso mandaran una recomendación, cuando no se sabe y muchos menos de que pueda servir.

Es y cosas peores es lo que nos espera si permitimos que el actual grupo continúe en el poder, si bien hoy no nos afecte de manera personal nadie nos garantiza que mañana no seamos nosotros las víctimas de esta brutalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *