Proponen que vino mexicano sea considerado alimento y no bebida alcohólica

8 junio 2016
Visto: 812 veces

Captura de pantalla 2016-06-08 a las 01.24.00¿A quién no le gusta el vino? Es prácticamente imposible que no quedes enganchado luego de probarlo.

Y, en medio de tantas malas noticias, al fin una que alegrará a nuestro bolsillo y paladar: el vino mexicano podría ser considerado alimento y no bebida alcohólica.

Pero esperan, aquí viene lo mejor: de ser aprobada una iniciativa del senado de la República, el vino costaría menos del 10 por ciento de su precio actual.

Esto, luego de que el pasado 4 de abril, senadores de algunos estados vitivinícolas presentaron ante comisiones legislativas un proyecto para modificar la ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Con ello buscan que el vino de mesa sea considerado como alimento, ya que es una bebida que se obtiene de la fermentación y no de la destilación como otras bebidas alcohólicas.

De ser así, el vino no tendrá que pagar el alto impuesto que pagan las bebidas alcohólicas. Cerca del 40 por ciento del precio total de una botella de vino mexicano es por los impuestos que paga: el IEPS, el IVA y a veces otros impuestos estatales.

Foto: Tomada de tierrafertil.com.mx

“La industria del vino mexicano es un sector económico y culturalmente muy importante”, mencionó Marcela Torres Peimbert, ante el Senado. Y agregó:

“Por lo anterior queremos considerar esta diferenciación por parte del IEPS para que el vino de mesa, por su naturaleza propia, quede excluida de las demás bebidas con contenido alcohólico. El objetivo es que compitan sin problemas contra los grandes productores de vino”.

La idea es llegar a un IEPS fijo de 8 pesos por botella de vino de mesa que se produzca con un mínimo de 80 por ciento de uvas nacionales.

Uno de los puntos más polémicos es que el mensaje “el vino es un alimento, es saludable» puede malinterpretarse como una promoción del consumo de bebidas embriagantes.

“El vino es saludable para el consumo humano por sus propiedades nutritivas y bajo contenido de alcohol etílico”, mencionó Torres Peimbert. “Proporciona vitaminas, minerales, ácidos, aminoácidos, polifenoles antioxidantes y otros elementos para el correcto funcionamiento del organismo”.

Sin embargo, la presencia de alcohol seguirá en cada copa, aunque en diferentes grados.

“No es recomendable beber vino ni cualquier otra bebida alcohólica para conseguir los potenciales beneficios cardiovasculares”, ha dicho la Asociación Americana del Corazón (AHA) como respuesta, aunque la lucha continúa.

Con información de Munchies y SDP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *