Un Coahuila de pobres por su pésimo Gobierno

10 diciembre 2015
Visto: 763 veces

Captura de pantalla 2015-12-10 a la(s) 01.53.43Los números referentes a la situación económica de los ciudadanos de Coahuila resultan poco alentadores, los principales indicadores macroeconómicos revelan datos y pronósticos que revelan una realidad muy distinta a la que el Gobierno del Estado difunde.

Acorde a datos oficiales la población en situación de pobreza va en aumento, en el 2012 a inicios de la presente administración el 27.9% se encontraba en dicha situación en los estudios realizados en el 2014 el porcentaje se incrementos al 30.2%  esperando que al 2016 dicho numero supere el 33%; En lo referente a la población en pobreza moderada el numero se incremento del 24.7% al 26.4% resultando un alza de casi el 10% respecto a la medición de origen, estimando que para el 2016 el porcentaje supere el 27.8%, situación semejante ocurrió con la población considerada en el cuadrante de extrema pobreza pues si bien en el año 2012 tan solo el 3.2 de la población se encontraba en dicha condición al 2014 ya sumaba el 3.7% estimando que el numero llegue al 4.2% en el 2016.

Referente a la población con carencias de servicios de salud el numero en igual forma se incremento del 14.4% al 15.6%, números alarmantes y que ademas van en incremento pues el estimado para el 2016 puede superar el 16.3% de la población en padecimiento de este servicio básico.

En Coahuila durante el gobierno de Rubén Moreira la pobreza se ha incrementado, la capacidad adquisitiva de la población a sufrido un decremento de al menos el 36% y las riquezas se han concentrado de mayor manera en la clase Política de Coahuila, aclarando que clase política no significa la burocracia en general dado que este sector es uno de los más afectados respecto a sus condiciones y niveles de vida.

Se estima que en lo referente a la inversión publica consistente al ramo de la construcción    la gran mayoría de las obras edificadas como lo son plazas comerciales, gasolineras, o edificios para renta de oficinas pertenecen a los altos funcionarios del Gobierno, donde de manera general se asocian o aportan capital con terceras personas o  presta nombres.

El Estado se va convirtiendo en una entidad de pobres, donde la principal actividad o único acomodo laboral lo representan puestos de bajos salarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *