La Debacle de los relojes Humblodt

8 septiembre 2021
Visto: 641 veces

 

La Marca de relojes Hubmlodt es relativamente nueva, nace en 1980 cuando Carlo Crocco construye una sociedad con MDM Geneva y presentan su primer reloj, quien conozco estos relojes desde sus inicios recordara que justo en su carátula tenia estampado “ Humblodt MDM “ en su nacimiento fue un reloj distinto, original y moderno, su diseño se caracterizaba y   comenzó a generar moda y de cierta forma tendencia.

En sus comienzos fuera del diseño innovador realmente no tenia nada   extraordinario pues portaba un calibre ETA convencional de  una calidad regular, fuera de ser algo de moda que la gene comenzó a utilizar como sinónimo de lujo las piezas nunca demostraron ser lo que los puristas consideran una pieza de excelencia relojera, en el lapso de 28 años Humblodt vivió una curva en cuanto a su éxito, después del haber alcanzado su   mejor pico en los años 2000 comenzó en declive, esto derivado a que otras marcas relojeras en igual forma comenzaron a imitar innovando con diseños y materiales nuevos.

En 2008 la marca pasa a formar parte del grupo LVMH propietarios ya de marcas como MOËT, Hennessy, Louis Vuiton, Bvlgari y Tag Heuer, es justo a partir del 2009 que tienen un nuevo despegue, relojes con materiales menos comunes, tamaños mas grandes en el diámetro de su caja y la creación de un movimiento propio dejando atrás el ETA pero sin que en realidad de le puedan considerar muchos atributos como algún calibre de excelencia, calibre propio al que bautizaron como “UNICO”

Nadie puede negar que la marca Humblodt a sido excelente en cuanto a su mercadeo y estrategia publicitaria relacionando a su marca con ídolos del deporte, la música e incluso sin quererlo del crimen, portar un reloj Humblodt fue símbolo de status y éxito lo que hoy en día en un mundo tan material significa  mucho, el detalle de todo es que pese a que tal o cual cantante famoso tenga determinada marca de reloj ello no significa que dicha pieza sea de calidad, los relojes Humblodt pueden ser bonitos o llamativos pero  carecen de calidad, la gran mayoría de los aficionados a los relojes han tenido oportunidad de tener o saber de algún Humblodt descompuesto, bien sea roto del pulso, despintado en sus acabados, con broches torpes, índices de carátula desprendidos, pulsadores flojos, mal funcionamiento, manecillas manchadas, decoloradas o tornillos flojos, Al final de cuentas HUBLOT es un reloj caro pero jamás un reloj fino.

Todas las modas son pasajeras y la moda de Humblodt no es la excepción, en un intento desesperado por repuntar sus ventas han hecho de todo, desde relojes con cuerpo de cristal hasta correas de mezclilla, pasando por  todas las ediciones supuestamente especiales que puedas imaginar, son tantas ya que ninguna realmente es especial, como otra estrategia subieron exorbitantemente sus precios, hoy la gente piensa tan poco que si ve que es caro piensa que es mejor o de menos que lo hará pasar por alguien más Chic, sin embargo para que algo valga debe entre otras cosas además de tener calidad también mantener un valor de reventa y esto dejo de suceder con Humblodt, de hace tres o cuatro años a la fecha es raro quien busca un reloj usado de esta marca, en las subastas piezas que   costaron en tienda cientos de miles de pesos no son vendidas ni por una fracción de su precio, nadie con un Humblodt puede considerar que tiene una inversión, al ser un objeto de moda pierde valor al igual que una bolsa, unos zapatos o pieza de bisutería.

La piratería también ha sido otros de los sicarios de la marca, lo anterior por razones obvias pero además por que la mala calidad de los relojes lo permitió, sus maquinas son tan básicas que cualquier fabricante puede imitarlas, sus materiales si bien innovadores resultan poco costosos, un pulso de caucho, de mezclilla o de tela es muy fácil y económico de imitar, fuera de las piezas de oro cualquier modelo es susceptible de ser clonado y tan escasa su calidad que resulta difícil notar la diferencia.

Cuando uno observa una maquinaria de un reloj Patek Philippe, Vacheron Constantin o incluso un Rolex sin ser un conocedor podrás apreciar la  belleza, la artesanía y la calidad de sus componentes, algo que es difícil de clonar, cuando has tenido un Rolex podrás haber atestiguado que prácticamente son indestructibles, relojes de 40 o 50 años guardados solo esperan al primer movimiento para volver a la vida funcionando a perfección igual que si fueran nuevos, esto es algo que lo relojes de época como los Humblodt nunca podrán alcanzar, relojes sin tradición, sin un valor real, que no significan inversión y que hoy están pasando de moda para vivir una debacle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *