DOMINGO DE LEYENDA: EL NIÑO DEL HOSPITAL GENERAL (DURANGO)

2 junio 2024
Visto: 301 veces

 

El lugar que alberga la ahora Escuela de Psicología de la Universidad Juárez esconde una misteriosa historia que deja helados y con escalofríos a más de uno.

En la tranquila ciudad de Durango, una leyenda se ha forjado en torno a un niño que, tras perder la vida en el Hospital General, parece continuar su presencia en sus pasillos. La historia se remonta a varios años atrás, cuando un niño enfermo y su madre ocupaban una de las habitaciones del hospital.

Este niño, conocido por el personal de enfermería y querido por todos, se encontraba bajo el cuidado de su madre. En ocasiones en las que su madre tenía que ausentarse brevemente, el pequeño solía hablar con ella, aunque esta estuviera a varios pasos de distancia. Sin embargo, en un trágico momento, el niño falleció, sus últimas palabras susurrando “mamá”, mientras su madre se encontraba ausente.

Después de algunos meses, comenzaron a surgir informes de una presencia inusual en el hospital. Las enfermeras que habían conocido al niño afirmaban ver a un niño deambulando por los pasillos. Algunas personas afirmaban que lo veían claramente, mientras que otras solo sentían su presencia. Sin embargo, todas coincidían en que se trataba del mismo niño que había fallecido mientras llamaba a su madre.

La tragedia se convierte en leyenda

La historia tomó un giro aún más misterioso cuando una nueva enfermera, sin saberlo, reveló tener el don de la videncia.

Mientras prestaba servicios en el cuarto piso del hospital general, vio a un pequeño niño jugando con una pelota en los pasillos. Se acercó al niño y le preguntó qué hacía fuera de su área, a lo que LE respondió que buscaba a una enfermera cuyo nombre le dio. El infante le dijo que esta lo llevaría con su madre.

La enfermera accedió, pero le dijo que se dirigiera de regreso a su área, asegurándole que la servidora del hospital lo llevaría a su madre. Después, al encontrar a la trabajadora mencionada por el pequeño, esta le contó la historia del pequeño fantasma y lo que le había dicho. La joven novata quedó profundamente impresionada por la revelación.

No todos tienen el don de ver estos fenómenos sobrenaturales, pero se dice que en ciertos momentos de concentración mental, algunas personas pueden experimentar avistamientos o escuchar estas manifestaciones, como lo hizo la enfermera novata en este caso.

La historia no termina en el Hospital General, ya que el edificio que actualmente alberga la Escuela de Psicología de la Universidad Juárez en Durango también parece estar imbuido de una presencia inexplicable.

Personas afirman haber experimentado fenómenos como apagones de luces, caída de libros, apertura de grifos de agua, sensaciones de movimiento y ruidos sin explicación lógica. Aunque se evita llamar a este lugar una “casa embrujada”, indudablemente parece ser un espacio con numerosas manifestaciones paranormales.

La leyenda del “Niño del Hospital General” y los fenómenos inexplicables en la Universidad Juárez siguen intrigando a los habitantes de Durango, manteniendo viva la creencia en lo inexplicable y lo sobrenatural en esta histórica ciudad mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *