CAFÉ NEGRO POR:ARTURO NÁJERA

18 enero 2022
Visto: 524 veces

 

UNA PASTILLITA DE “UBICATEX”. A PREOCUPARSE POR LA ECONOMIA Y MENOS POR LA POLITICA

Los números oficiales de cierre del 2021, así lo indican. La inflación cerró con un nivel de 7.4% el más alto en 20 años, y contrario a lo que dice el Presidente, afectará el poder adquisitivo de toda la población. Esto sabiendo que los incrementos mayores están en alimentos, energía eléctrica y bienes de consumo perecedero.

La producción industrial prácticamente se estancó al nivel del 2020 y el motor de la economía se volvió el consumo privado y servicios, como resultado de que la gente empezó a salir. La inversión privada desafortunadamente no presenta resultados favorables y anda en los niveles del 2012. La terquedad e ignorancia del presidente de volver al gobierno rector de la economía, ha afectado notoriamente las expectativas y la decisión de los inversionistas. No entiende que está en un mundo globalizado donde el mercado es el que pone las reglas, no un estatismo a ultranza, que lo único que nos ha traído es más corrupción y crisis recurrentes. Durante el 2021, 12628 millones de dólares que estaban en bonos gubernamentales salieron del país, una cifra similar a la del 2020. Esto es preocupante ya que esos fondos son necesarios para financiar proyectos, cubrir faltante del gasto público, refinanciar deuda, crear reservas y en síntesis dar estabilidad al sistema financiero. Estos montos no se habían presentado desde hace 30 años cuando se empezaron a medir.

Para rematar vamos contra la corriente y de nuestro principal socio comercial USA, presentándose los primeros roces importantes con el TMEC y los contratos cancelados o suspendidos de empresas extranjeras que han invertido más de 40000 millones de dólares en energías alternativas y sustentables. El discurso oficial es contradictorio, por un lado, firmamos los acuerdos de Paris sobre energía limpias y por otro lado, anunciando el arranque de una coquizadora de petróleo que recuperará del combustóleo, naftas y coque para la industria siderúrgica. Proceso que es de los más contaminantes y a nivel mundial se ha prohibido, exceptuando a China.

El dinero faltará, de continuar esta situación, agravándose con dos factores claves: La reforma eléctrica que el presidente y Morena están empecinados en llevar a cabo, siendo a todas luces contraria a los intereses del país, al querer regresar el monopolio de la energía eléctrica a CFE. El otro sacar de la quiebra a PEMEX, sin medir los costos que implica. Todo esto en medio de una cuarta ola de la pandemia que rebaso al sector salud y a las empresas con tanto contagio. La respuesta como siempre ha sido subestimar los números y consecuencias, solo recomendando aislamiento, “tesitos” y vick vaporub.

Se requiere un análisis serio de la situación y replantear los alcances del presupuesto, no estar perdiendo el tiempo en si hay o no consulta de revocación de mandato. Es ridículo estar peleando por ello, en plena pandemia y gastar 3000 millones de pesos.

 Por favor una pastillita de “ubicatex”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *