Asesinato de Eliseo Imperial: El último golpe a los Ántrax en Culiacán

31 mayo 2024
Visto: 332 veces

El asesinato de Eliseo Imperial, alias el Cheyo, terminó con la célula delictiva de los Ántrax, formada por los Zambada para su seguridad.

El anuncio provocó ruido en todo Culiacán. Eliseo Imperial, alias el ‘Cheyo Ántrax’ había sido asesinado este 30 de mayo. Imperial era el último Ántrax que quedaba porque él se consideraba uno hasta por haberse inventado el nombre. El resto murió en enfrentamientos con fuerzas federales o células de Los Chapitos.

El Cheyo nunca llegó a ser más que un pistolero. Cuidaba de su primo Ismael Zambada Imperial, El Mayito Gordo. Esa era su función. Tenía sicarios y halcones vigilando las propiedades de los Zambada.

Adoptó el nombre de los Ántrax, escisión del Cártel de Sinaloa, para simbolizar letalidad. A diferencia de los demás miembros, de origen humilde, El Cheyo tenía parentesco con el MayoZambada, por lo que fue proclive a los ambientes ruidosos y a la ostentación.

En 2016, el Departamento de Tesoro de Estados Unidos lo señaló en una acusación grupal contra el Cártel de Sinaloa por tráfico de drogas y lavado de dinero.

Los Ántrax, célula criminal a la que pertenecía El Cheyo, nunca fueron de importancia para el gobierno de México, mucho menos para Estados Unidos. Su fundador, José Rodrigo Aréchiga, el Chino Ántrax fue asesinado en 2020, tras su regreso a Culiacán.

Años atrás, para salvar su pellejo, el Chino negoció con las autoridades estadounidenses ofreciéndoles información sobre líderes de alto nivel de Sinaloa.

Cuando casi todos los Ántrax murieron y los menos siguieron dentro de otras estructuras del Cártel de Sinaloa, al Cheyo se le veía compartir con el Mayito Gordo, a quien le reportaba cuentas directamente.

En 2014, cuando Ismael Zambada Imperial fue detenido por la Marina, Cheyo se encontraba con él; sin embargo, logró escapar del lugar.

Muere el Cheyo Ántrax en Culiacán

Eliseo Imperial Castro, sobrino de Ismael ‘El Mayo’ Zambada, fue asesinado este jueves 30 de mayo en la Carretera Internacional México Libre, a la altura de Culiacán, Sinaloa.

El fundador de la célula criminal Los Ántrax fue ejecutado mientras conducía una camioneta Chevrolet Colorado, en el tramo carretero Culiacán-Mazatlán, según informó la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

El cuerpo presentaba varios disparos de arma de fuego y en el interior del vehículo había armas de alto poder y varios cartuchos útiles.

 Información de: El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *