Terrible Morales relató cómo fueron los últimos minutos de su hijo antes de morir

7 diciembre 2021
Visto: 400 veces

 

El sorpresivo fallecimiento de José Fernando Morales, hijo del pugilista Erik Terrible Morales, fue una noticia que enlutó al mundo deportivo y del pugilismo. Días después de que diera a conocer el suceso por medio de sus redes sociales oficiales, el cuatro veces campeón mundial habló sobre los últimos momentos que vivió el joven de 23 años, antes de que fuera víctima de un paro cardiaco en su hogar.

Durante su participación en el programa Un Round Más, el legendario rival de Marco Antonio Barrera y Manny Pacquiao aprovechó para dar a conocer los detalles y evitar especulaciones en torno al fatal suceso. De acuerdo con sus palabras, la tarde del primero de diciembre el joven boxeador realizó algunos encargos solicitados por su madre, aunque todo transcurrió con normalidad.

“Desafortunadamente mi chamaco José Fernando estaba en su casa y digo desafortunadamente porque falleció. (Eran) alrededor de las 3 o 4 de la tarde. Bajó de su habitación y le dijo a su mamá ‘voy a ir al Oxxo por un café ¿quieres algo?’ (…) Se regresó a la casa y les dijo ‘voy a estar arriba en mi habitación”, declaró durante su intervención radiofónica.

Según contó, pasó toda la tarde en su habitación y no fue sino hasta la hora de la cena cuando se percataron de su estado. “A las ocho o nueve de la noche mi hijo, el grande, Ángel, fue a la habitación por José Fernando para que bajara a cenar y lo encontró ya en un estado rígido. Esto quiere decir que ya tenía rato que le había sucedido algún problema. Estaba en su cama boca abajo. Se apretó y seguramente tuvo un infarto fulminante”, relató.

José Fernando, al igual que su padre, era un joven que buscaba seguir los pasos en el boxeo y convertirse en un exponente reconocido. Incluso, para poder cumplir con su sueño, se encontraba estudiando en modalidad abierta, debido a que la mayor parte de su tiempo estuvo dedicada al deporte. Sin embargo, el veterano atleta no estaba conforme con la decisión de su vástago por convertirse en pugilista profesional.

El Terrible Morales describió a su hijo como “un chamaco muy alegre, muy contento”. Incluso, a pesar de no estar de acuerdo con su objetivo de boxear, señaló que lo apoyó para que aprendiera las bases del boxeo. En ese sentido, envió a su hijo a entrenar a diversos lugares de la República como Aguascalientes, Ciudad de México, Tijuana, así como un par de meses a Azerbaiyán, aunque la decisión final recayó en que no se dedicaría al deporte de los guantes.

Sobre lo acontecido, el exboxeador de 45 años afirmó que “Afortunadamente fue en su casa, en su cama. Fue algo que nadie se dio cuenta, fue rápido y tenemos la tranquilidad de entender que era algo que nadie pudo evitar. Desafortunadamente así pasó”.

Al conocer la lamentable situación por la que atravesaba la familia de Erik Morales Elvira, diversos personajes dieron a conocer sus condolencias. Entre los primeros personajes que destacaron por enviar sus palabras de aliento se encontró el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Mauricio Sulaimán. En ese sentido, escribió en su cuenta verificada de Twitter.

“La comunidad mundial del boxeo se une en oración y dolor por el fallecimiento del hijo de Erik Morales, Fernando. Que la gracia de Dios permanezca cerca de él y su familia durante este proceso”.

Otras personalidades que refrendaron su apoyo al excampeón fueron su colega Jorge Travieso Arce, así como el comentarista de Azteca Deportes Eduardo Lamazón y el periodista David Faitelson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *