Muere el actor Michael K. Williams, que encarnó a Omar Little en ‘The Wire’ y a Chalky White en ‘Boardwalk Empire’

6 septiembre 2021
Visto: 442 veces

 

El actor Michael K. Williams, de 54 años, ha sido hallado muerto este lunes en su piso de Nueva York. El intérprete afroamericano fue encontrado inconsciente a las 14.00, hora local, en el comedor de su lujosa casa de Brooklyn, según fuentes policiales citadas por medios locales. Williams alcanzó la fama interpretando de manera magistral al delincuente con corazón Omar Little en The Wireuno de los personajes más memorables en la icónica serie policiaca. Y logró marcar otro hito en su carrera dando vida al traficante de whisky Albert Chalky White en Boardwalk Empire.

Las causas de la muerte no han sido comunicadas oficialmente, pero el diario que ha adelantado la noticia, The New York Post, citando a fuentes policiales, afirma que Williams ha muerto de “una presunta sobredosis”. El fallecimiento ha sido confirmado por su representante, Marianna Shafran, informa The Hollywood Reporter.

El cuatro veces nominado al premio Emmy acumuló elogios de la crítica desde que empezó a actuar en 1995. Su próximo proyecto, anunciado la semana pasada, consistía en una película biográfica sobre el dos veces campeón mundial de peso pesado George Foreman, dirigida por George Tillman Jr. En 13 días, el próximo 20 de septiembre, se entregan los Emmy, y Williams era el favorito en la categoría a mejor actor de reparto en serie dramática por Territorio Lovecraft.

Muchos de los personajes que interpretó Williams eran producto de una sociedad discriminatoria que los había dejado al margen. Personas que tenían que lidiar con los abusos raciales, la pobreza o el crimen. A todos ellos, el actor logró inyectarles la humanidad necesaria para acercarlos al público y entender sus brújulas morales, teñirlos de claroscuros y romper el imaginario de que el mundo se divide entre buenos y malos.

Omar Little le cambió la vida y su poderosa interpretación de este al recorrido que tuvo The Wire, considerada una de las mejores series de la historia de la televisión. Su trabajo durante las cinco temporadas de la serie que retrata el rostro más crudo de la marginalidad de Baltimore conmovió a los espectadores y lo convirtió en un personaje de culto. El propio expresidente Barack Obama sostuvo que era su personaje favorito de The Wire. En 2012 murió Donnie Andrwes, el criminal que inspiró a Omar. “DEP el gánster original y un hombre de los pies a la cabeza, Donnie Andrews. El hombre que fue la inspiración para Omar Little. Le dedico mis oraciones”, escribió Williams en su cuenta de Twitter.

Los mejores papeles de Williams en las series están relacionados con HBO, la casa televisiva donde trabajó durante más de 20 años, dando vida a personajes en Boardwalk Empire, The Night Of y la mencionada Territorio Lovecraft. También actuó en otras series como Así nos ven, Alias, Los Soprano, F is for Family o Ley y orden. En cine apareció en RoboCop, 12 años de esclavitud, Puro vicio, Adiós, pequeña, adiós, Assassin’s Creed, El traficante, Huérfanos de Brooklyn, Rescate en el mar Rojo, Cazafantasmas, Matar al mensajero, El jugador La carretera (The Road).

Michael K. Williams nació y creció “los primeros 32 años” de su vida, en el barrio de Flatbush, en Brooklyn. “A pesar de todo lo feo y malo, no cambiaría mi vida por nada, me hizo quién soy. Estoy orgulloso de decir que crecí en estas calles de Brooklyn. Tengo algunas cicatrices, casi todas internas, pero me hizo el hombre que soy”, contaba en CannesSeries en 2018. Con 21 años entró en rehabilitación y después estuvo una década en su casa sin interés por nada y de pelea en pelea (de ahí sus cicatrices exteriores). Hasta que el ballet, primero, y el cine después, gracias a Tupac Shakur, le sacaron de una década infernal.

“Durante mi tiempo en The Wire me di cuenta de que el éxito no es salir de tu comunidad, es ser bienvenido de nuevo”, y por eso se volcó en acciones sociales en su barrio, y en producir series documentales sobre temas que le importaran. En una entrevista de 2017 al The New York Times, sostuvo que “la adicción no desaparece”. “Es una lucha diaria para mí, pero estoy luchando”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *