Suspenden permisos a Ferrosur, Repsol y Total para importar combustibles

20 julio 2021
Visto: 401 veces

 

El Servicio de Administración Tributaria (SAT), en colaboración con la Secretaría de Energía y la Comisión Reguladora de Energía, le suspendió el registro fiscal a 82 empresas que importan y exportan gas y gasolina, debido a diversos incumplimientos en su documentación, lo que les imposibilita para hacer actividades de comercio exterior en la materia.

Entre las empresas afectadas por la medida del organismo fiscal, destacan compañías como Ferrosur, que pertenece a Germán Larrea, la ferroviaria Kansas City Southern de México, así como las petroleras internacionales Repsol y Total.

De acuerdo con la dependencia dirigida por Raquel Buenrostro, la suspensión de los sellos fiscales, se debe al incumplimiento de requisitos relacionados con el cumplimiento de las obligaciones, que van desde no contar con el Buzón Tributario, hasta no cumplir con el pago de impuestos o declaraciones fiscales.

“La colaboración entre el SAT, la Secretaría de Energía y la Comisión Reguladora de Energía, propiciará una mayor certeza jurídica acerca del cumplimiento de las obligaciones de las personas físicas y morales relacionadas con las importaciones y exportaciones en el sector energético”, señaló el organismo en un comunicado emitido a última hora.

Estas acciones se suman a los diversos esfuerzos que se han impulsado desde el SAT para bajar la evasión y la elusión fiscal

El 18 de mayo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que el mercado de importación y exportación de combustibles genera “huachicol fiscal”, pues, asegura, hay muchas personas y empresas que tienen permisos para realizar esta actividad y que no tienen presencia en el mercado, y utilizan los permisos para importar combustible sin pagar su cuota correspondiente de impuestos y contrabandear combustibles

“En el caso de esta Ley de Hidrocarburos, si Pemex no tiene la rectoría en la distribución de los combustibles, lo que va a seguir imperando es el contrabando, el huachicol que se da, porque en la pasada administración entregaron más de mil permisos para la importación de gasolinas, de diésel, a personas que ni siquiera se dedicaban a esta actividad”, aseguró.

El mandatario aseguró que la Ley de Hidrocarburos, actualmente congelada por el Poder Judicial, tiene el objetivo de poner fin a “estos jugosos negocios”, al argumentar que los empresarios están inconformes y cuentan con el apoyo de los jueces.

“Pero sí, es legal; también nosotros tenemos la posibilidad de oponernos, desde luego con argumentos, a que el Estado pueda garantizar que no haya estos robos y que podamos cumplir el compromiso de que no aumente el precio de las gasolinas, del diésel y de otros combustibles”, añadió López Obrador.

Analistas del sector energético coinciden en que la medida anunciada tiene el objetivo de fortalecer la posición de Pemex en el mercado gasolinero nacional.

“Quieren entorpecer a la competencia para fortalecer a Pemex con la excusa del huachicol fiscal. Hay un trato discriminatorio y diferente respecto al sector privado”, acusó Gonzalo Monroy, director de la consultora energética GMEC.

Con la suspensión del padrón, señaló Monroy, las operaciones e ingresos de las empresas se verán afectadas en el corto plazo, aunque existe la posibilidad de revocarla mediante un amparo o procedimiento administrativo contra el SAT.

Miriam Grunstein, analista del sector energético, consideró que el “terrorismo fiscal” ya llegó al sector energético con las acciones emprendidas por el órgano dirigido por Raquel Buenrostro.

“Son ganas de meterle el pie a gasolineras privadas y recuperar el mercado. No hay fundamento o motivación, parece una decisión arbitraria para devolverle un monopolio a Pemex”, señaló la experta.

Abril Moreno, directora de la consultora Percpetia21, consideró que esta puede ser la primera medida dictada por Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda y Crédito Público, luego de que el pasado viernes la dependencia dijo que en esta nueva gestión se hará énfasis en las cuentas del sector energético.

Añadió que hay una destrucción de la confianza para los inversionistas en el corto o mediano plazo.

“Las suspensiones pueden ser porque no tienen regularizada su situación fiscal o tal vez tengan un adeudo pendiente. El huachicol fiscal es algo que se ha venido persiguiendo desde que comenzó la Cuarta Transformación”, puntualizó.

IMPACTO ANUNCIADO

De acuerdo con el medio especializado Told OPIS, perteneciente a la consultora energética IHS Markit, la semana pasada, la Comisión Reguladora de Energía suspendió las instalaciones de transbordo ferroviario en Hermosillo, Sonora mientras audita el origen del producto combustible descargado en las terminales

La CRE, añade el medio, suspendió las instalaciones operadas por Windstar y Bulkmatic, manteniendo los camiones de distribución «atrapados» dentro de las terminales.

La suspensión interrumpió el suministro de combustible de empresas como Windstar, Marathon Petroleum Trafigura y Valero, creando el riesgo de escasez de combustible en el 40 por ciento de las gasolineras en la ciudad con una población de casi un millón de habitantes, y en el área de los sitios mineros en el estado de Sonora.

Además, Told OPIS reportó que el viernes pasado la ferroviaria Kansas City Southern de México dijo que las autoridades mexicanas están auditando los envíos de combustible para garantizar un etiquetado adecuado y el pago de impuestos, lo que crea cuellos de botella y retrasos en su red.

Con información de Miguel ángel Ensástigue en el sol de México 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *