Aprueban en Mississippi ley anti-trans en deportes

5 marzo 2021
Visto: 242 veces

 

Una nueva ley anti-trans ha sido aprobada en el el senado de Mississippi, Estados Unidos, la cual dicta que ni mujeres ni niñas transgénero puedan participar en deportes o competir en equipos femeninos.

La prohibición de la ley anti-trans SB 2536 aplicaría en colegios y Universidades del estado en donde prohibiría a mujeres trans unirse a clubes deportivos o participar en competencias; la ley se dirige a la Cámara de representantes de Mississippi y al gobernador republicano Tate Reeves.

El proyecto fue aprobado por los senadores el pasado 11 de febrero, en el cual se argumenta que al participar en equipos de deportes femeniles, las mujeres transgénero tendrían cierta ventaja en las competencias y los atletas obtienen una ventaja física para ganar el primer lugar sobre las mujeres cisgénero, es decir que nacen y se identifican como mujeres..

Mississippi impone restricciones a atletas transgénero

Ahora, Mississippi es uno de los 20 estados que han propuesto restricciones a atletas y deportistas trangénero, siendo Idaho uno de los primeros estados en aprobar esta legislación, aunque en su caso la desecharon rápidamente al encontrar que el arg8ento de la ley era engañosa y discriminatoria.

De hecho, el primer día de mandato de Joe Biden, el ahora presidente de Estados Unidos, dio una orden ejecutiva en donde pedía a todas las escuelas del país participar en los deportes bajo la identidad que eligieran.

Sin embargo, esta orden no fue del todo bien recibida por Tate Reeves quien tiene tres hijas que participan activamente en deportes, expresando en Twitter que se sentía decepcionado del presidente Biden al obligar a las mujeres a competir con hombres biológicos por el acceso al atletismo.

“Limitará las oportunidades para tantos competidores como mis hijas. Es una mala política y está mal para Estados Unidos”Tate Reeves. Gobernador de Mississippi

El proyecto sobre la ley anti-trans que prohíbe a las mujeres transgénero participar activamente en los deportes y equipos femeniles, ya ha sido rechazado por la National Collegiate Athletic Association (NCAA) al ser una violación directa de la organización, lo cual también podría amenazar la financiación federal para la educación de Mississippi.

De igual forma esto se traduciría en pérdidas económicas para el estado de Mississippi, tal y como ocurrió en 2017 con los proyectos de ley de baños en Texas y Carolina del Norte.

Con información de Human Rights Campaign y Noti Ulti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *