ROSA MEXICANO

30 diciembre 2020
Visto: 313 veces

 

Que penoso caso: la poli de

Mi pueblo asalta a paisanos

 

Claro lo hacen al amparo de la

madrugada para no ser vistos   

 

Hasta tienen  cuota que

Va de $ 2.500 a $ 4 mil 

 

Inexplicables retenes en

Sacramento y Nadadores

 

Anda muy sobradita la

Alcaldesa de Abasolo

 

VOY CON MI HACHA

 

Pasadas las 7 de la tarde, en el hospital Bosco, falleció ayer a causa de un infarto cerebral, mi amigo el profesor Sergio Reséndiz Boone. Descanse en paz. Nuestro pésame a la familia toda.

 

Qué pena, que sopor y que bochorno hablar de mi pueblo mágico amado,  en sentido negativo, pero lo que sucede es necesario ventilarlo, inclusive para enterar a las autoridades que van a sacar la garra que no hay denuncias.

 

Sucede que aprovechando el paso de los paisanos que pasaron para ver a sus familias en Torreón y Durango, fueron prácticamente asaltados por la policía municipal, cuyos elementos deben estar relamiéndose los bigotes porque están a horas de iniciar su regreso a Texas para volver a la chamba.

 

Los polis son tan cuidadosos que esperan la oscuridad para detener a los paisanos y pasarlos a la báscula. Se apostan en la carretera y les exigen de dos mil 500 a 4 mil pesos.

 

Por supuesto que no hay quejas porque se trata de personas que quieren ganar tiempo para llegar a su destino y ni modo de esperar horas a que la oficina de atención ciudadana, para presentar su denuncia.

 

Dejan las cosas como están y siguen su camino.

 

Esa es la razón de la ausencia de denuncias. En el dia, son unos angelitos, pero en la madrugada, en la carretera y cuando nadie los ve, hacen de las suyas.     

 

Y ya que andamos por el rumbo que como bien se sabe es de donde provengo y tantos, tantos y tantos amigos tengo, me llegan noticias de que pudieran ser policías estatales, que en su mayoría son ex gates o gatetes, los que montaron sendos retenes en Sacramento y Nadadores bajo el pretexto de revisar que los automovilistas no lleven armas o drogas o ambas, pese a que unos kilómetros más allá, en mi pueblo mágico de Cuatro Ciénegas, existen cuartel y retén precisamente para llevar a cabo esa inspección.

 

O sea que se trata de una acción fuera de la ley y absolutamente recaudatoria. Y tampoco se puede renunciar  a nadie    porque capucha y uniforme oscuro si traen, pero no portan gafete y cuando se les pregunta por su nombre, lo más amable que contestan es: retírese por favor, para que quiere saber.

 

Regreso a mi amado Cuatro Ciénegas con una noticia que de confirmarse le puede provocar a cientos de coterráneos  y gente del rumbo, por lo menos un connato de chorrillo.

 

Resulta que el dos veces ex alcalde José Luis Fernández Hernández anda muy animado para regresar a la política activa, como candidato del ex partidazo, nuevamente a la alcaldía.

 

Y precisamente los causantes de esta nueva dosis de gas, son las personas a las que su administración favoreció, o sea a los familiares de su mozo de estoques, el mentado Chekolín.

 

Los enterados dicen que El Doc debe pensarlo en más de una ocasión, primero porque dejó muchas piedras en la lumbre y luego porque en el año 2021, ya aquí a la vuelta, le van a revisar las cuentas públicas de su administración. 

 

Pero como dice el dicho, si saben que el niño es juguetón, para que le dan una pelota.   

 

Según San Pedro me escribe, la alcaldesa de Abasolo Marisol Treviño Puente, anda muy sobradita porque desde ya presume que va a ser reelecta. Cubrió la alcaldía de un año, le siguió con la actual de tres y dice   estar lista y convencida de que el pueblo la quiere y quiere reelegirla. Me dicen que en su calidad de Pastora de los cristianos del municipio, cambió la palabra del Señor para hablar de su administración y que desde ese espacio ha hablado de sus aspiraciones.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *