Muere Sean Connery, el primer actor de James Bond

31 octubre 2020
Visto: 472 veces

 

 

Murió a los 90 años de edad el actor escocés Sean Connery, quien fue el primero en interpretar al agente James Bond durante siete películas.

Si bien fue reconocido por su actuación como 007 en la franquicia cinematográfica, también participó en otra películas como ‘Indiana Jones y la última cruzada’, ‘La caza del Octubre Rojo’ y ‘La Roca’, entre otras.

Sus familiares dieron a conocer la muerte de Sean Connery en las Bahamas por la noche mientras dormía, aunque no especificaron la causa de su fallecimiento.

En tanto, medios locales dijeron que el actor el cine había estado pasando por un periodo de mala salud.

Sean Connery se hizo acreedor de un Oscar al Mejor Actor Secundario, por su aparición en ‘Los Intocables’, dos premios de la academia del cine británico y tres globos de oro.

Tras darse a conocer la muerte, múltiples personalidades de la pantalla grande y la política se han expresado para despedir al célebre actor.

El exprimer ministro escocés, Alex Salmond, lamentó la muerte de Sean Connery, y lo consideró «el mejor escocés del mundo, la última de las verdaderas estrellas de Hollywood, el Bond definitivo».

En su cuenta oficial 007 en Instagram también se dio a conocer el fallecimiento de Sean Connery, y los productores Michael G. Wilson y Barbara Broccoli dijeron: «Estamos devastados por la noticia del fallecimiento de Sean Connery. Fue y siempre será recordado como el James Bond original».

Connery creció en los suburbios de Edimburgo y trabajó como pulidor de ataúdes, lechero y salvavidas antes de que su afición al culturismo le ayudara a forjar una carrera actoral.

Antes de que se graduara en cine y televisión tuvo pequeños papeles en compañías teatrales.

El papel de James Bond que le dio fama mundial lo obtuvo gracias a su interpretación en una película de duendes de Disney de 1959, ‘Darby O’Gill and the Little People’.

Cuando tenía 59 años de edad la revista People lo declaró el «hombre vivo más sexy» en 1989.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *